SE NOS FUE UN MAESTRO, FERNANDO GARCÍA DE CORTÁZAR

«Pocos hemos sido los que hemos “cantado las baladas de la nación española”. Por eso España ha quedado reducida a un concepto jurídico, se la ha desposeído de los sentimientos y las emociones. La labor divulgativa es esencial»

      Con esas palabras nos recibió Fernando García de Cortázar cuando lo entrevistamos para el Periódico Tierra en esa universidad que tanto quería. Y no es difícil comprender esa queja si se estudia de manera detenida, como él ha hecho, todas las Artes que han tratado de una forma u otra ese sentimiento de España a lo largo del tiempo, ya sea en su Literatura, su pintura, su Historia e incluso en ese séptimo arte que nos tiene poco acostumbrados a esas «baladas que pueden hacer volver las emociones y sentimientos» a las que se refería el profesor. Sin entender por qué «si España tiene un patrimonio cultural de primer orden, carecemos, sin embargo, de un completo patriotismo intelectual que sí se observa en el resto de países occidentales».

      De ahí su esencial labor divulgativa para la Historia de España, y cuyas obras, tales como Historia de España desde el arte (Planeta) y Breve Historia de España (Alianza, 1993) se convirtieron rápidamente en best sellers contra las teorías agoreras de quienes veían la Historia simplemente como una ardua tarea. 

      Hablar con García de Cortázar era hablar con la Historia; hablar con García de Cortázar era descubrir unas verdades que, por obvias, parecían escondidas. Con el profesor García de Cortázar se podía hablar de veinte siglos de Historia de España durante una entrevista sin que te sintieras abrumado; comunicar, divulgar, entender; eso era lo importante.

      El pasado domingo se nos fue este sacerdote de la Compañía de Jesús, seguramente pensando o escribiendo sobre la Historia de España. Con más de 70 libros en su haber y pocas cosas por hacer en su debe. Se ha ido un sabio a quien el periódico Tierra entrevistó para intentar llevar sus palabras por nuestros caminos. Alguien que no le importó a quienes podía tener enfrente si él estaba convencido de su opinión; fundada en intensos  estudios; doctor en Historia y en Teología, profesor en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Deusto y catedrático de Historia de España Contemporánea en la misma universidad, de la que fue decano entre 1981 y 1982. También era profesor emérito en la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas desde 2007.

      Nos dijo en la entrevista que «España tiene un acervo histórico como pocos países»; y él nos lo demostró con sus libros, que seguirán vivos; pues esa es la función de los vastos volúmenes escritos, la de perdurar cuando todos nosotros nos hayamos ido. Todos, menos él, Fernando García de Cortázar; y sus libros.

      Descansa en paz, maestro de maestros.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s