Archivo de la etiqueta: #EjércitodeTierra

CONOCER A… CABO PICÓN

UN PINTOR DE FAMILIA

ES EL SEGUNDO en una familia de cinco hermanos en la que todos han demostrado tener buenas habilidades con el pincel. La técnica pasó de unos a otros de forma autodidacta y, poco a poco, han ido desarrollando esta cualidad innata.

Pero el cabo Picón, destinado en el Regimiento de Ingenieros nº 8 —de la Comandancia General de Melilla—, ha sabido unir, mediante la pintura, a su familia carnal con otra: la militar.

Actualmente, tres obras pintadas por él se encuentran expuestas en el acuartelamiento “Capitán Arenas”, con símbolos representativos de la unidad. Además prepara otra más, que tiene previsto entregar el día de San Fernando, patrón del Arma de Ingenieros, que se celebra el 30 de mayo.

Su vinculación al Regimiento nace en el momento de su incorporación al Ejército, ya que siempre ha permanecido en este destino. Su trabajo día a día, así como sus colaboraciones pictóricas, le han llevado recientemente, en el mes de enero, a ser reconocido con la Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco.

Y es que el militar melillense ve a su unidad como una familia: «Estar aquí acaba siendo una vida», asegura. Pero si tuviera que reflejar su sentimiento militar en un cuadro, ¿cómo lo haría? «Utilizaría una pintura que representase al Ejército como a una familia, en la que se viese reflejado el compañerismo como valor principal», responde.

rremA sus 35 años mantiene la vocación de servicio a España, con la que dio el paso a las Fuerzas Armadas en 2003. Eso se refleja en su pincel, pero su afición va mucho más allá. El cabo realiza cuadros a familiares y amigos sobre diferentes temáticas, con un gusto especial por el retrato.

 

También su técnica ha evolucionado. Si con 12 años comenzó realizando dibujos o norilustraciones de cómics, pronto dio el paso al carboncillo, la acuarela, el óleo y, actualmente, a la técnica aerográfica, que consiste en la difuminación aérea de pintura sobre una superficie u objeto.

Entre sus pintores preferidos está Picasso, que le sirve de inspiración en este mundo del arte. No le faltan tampoco retos para superarse día a día. Y entre ellos está el de realizar un cuadro en un ambiente lluvioso y tratar de rescatar del ambiente los sentimientos de los personajes. «Pintar con lluvia a veces es complicado, porque el agua puede confundir las expresiones», señala.

Si algo tiene claro es que su pasión por la pintura es algo que le viene de familia, por lo que ya traslada esa misma afición a su hija de cinco años. La pequeña, junto a su padre, realiza sus primeros dibujos y se introduce en este mundo de la imaginación y del color. De este modo, este pintor de familia, arrastra su pincel por un lienzo que espera que pase de generación en generación.