Mujer de tiros largos

La actual récord nacional militar en 50 metros tendido sueña con representar a España en los Mundiales Militares de Corea del Sur

La cabo Susana Fontán, actualmente destinada en la Agrupación de Transporte nº 1 en Canillejas (Madrid), es tiradora de arma larga. No solo le apasiona, sino que además lo hace muy bien.

La cabo Fontán pasó de sufrir en los ejercicios de tiro a ser una de las mejores tiradoras militares
La cabo Fontán pasó de sufrir en los ejercicios de tiro a ser una de las mejores tiradoras militares

Lo curioso es que no siempre fue así. Ella misma lo reconoce:

«Hace 15 años se me daba muy mal. Cada vez que la compañía en la que estaba destinada tenía ejercicios de tiro, para mí era un sufrimiento. Por eso, un buen día que me dijeron que había salido un curso de tiro, me apunté. Y, mira por dónde, que al final resultó ser una captación para el Equipo Nacional Militar de damas ya que, en esos años, la participación femenina en este deporte no era muy numerosa. Ese fue mi comienzo en el tiro, una disciplina que me enganchó totalmente».

En cuanto a las distintas modalidades asegura que sus preferencias «van por épocas», pero actualmente se inclina por la de 50 metros tendido, en la que se tira con carabina de 22 mm: «Será porque tengo el récord Nacional Militar», afirma la cabo.

La pauta de entrenamiento para estar a punto depende, en gran medida, de su trabajo en la Agrupación de Transporte: «Aunque tengo la enorme suerte de estar destinada en una unidad en la que tenemos una galería de tiro con simuladores, que me lo facilitan mucho». Además, los fines de semana, la cabo Fontán acude a competiciones y entrenamientos civiles.

Cabo Fontán
Cabo Fontán

En su preparación cuenta con la inestimable ayuda del subteniente Diego P. Redondo, ya en la reserva, destinado en la Escuela Central de Educación Física durante muchos años, «que me guía y me va esta- bleciendo entrenamientos según objetivos». Además, el doctor López de la Llave, profesor de Psicología Deportiva de la UNED; y el doctor Castejón, profesor del
Departamento de Educación Física y Deporte y Motricidad Humana de la Universidad Autónoma de Madrid, se han ofrecido a asesorarla en sus respectivas especialidades.

«Los tres me ayudan técnica, psicológica y físicamente de forma altruista, por lo que les estoy muy agradecida. Y a la capitán psicóloga Eva Pérez Iglesia, que también me apoyó durante año y medio», cuenta la tiradora.

Sin duda, lo que más le atrae a la cabo de este deporte es que no se compite contra nadie: «Solamente debes luchar contra ti misma; te ayuda a conocerte, a superarte; debes ser ordenada, metódica y constante; y este incentivo te llena de satisfacción».

Sin embargo, en el ámbito militar no son muchas las mujeres que lo practican, no así en el ámbito civil. Según la experiencia de esta plusmarquista, «al principio sí sorprendía en mi entorno que practicara el tiro con arma larga, pero a estas alturas ya se han acostumbrado». De hecho, cuenta con el apoyo de su marido, «quien me anima cuando flaqueo». También cuenta con el importante apoyo de sus jefes y compañeros, y, entre todos, la sostienen y le hacen más llevadero compaginar trabajo, entrenamiento, competición y familia —tiene dos hijos—.

Aunque ostenta varios récords, el que más le llena de orgullo es el que logró la primera vez que fue a una competición internacional: los Juegos Mundiales Militares en Hyderabad (India), en 2007, donde logró 588 puntos de los 600 posibles. Este resultado le supuso el récord nacional militar en la modalidad de 50 metros tendido (60 disparos). Ahora, su sueño es representar a España en los Juegos Mundiales Militares, que se disputarán, en octubre, en Corea del Sur.

OTRO SALTO CON ANTONIO

ESPÍRITU DE EQUIPO : EL VALOR INDIVIDUAL SUPONE MUCHO, EL VALOR COLECTIVO Y EL ESPÍRITU DE EQUIPO LO PUEDEN TODO.

“Porque tenemos sentido del riesgo, cara a la muerte. Porque nos sacude el alma, ante un abismo abierto con su ingrata incertidumbre. ¡Te pedimos Señor! Luz para proyectarla sobre el auténtico valor de la vida, cuando se gane o se pierda en aras del deber.”

La milicia entraña riesgos, y esos riesgos son calculados, aceptados y, en la mayor medida posible, evitados por los profesionales de la misma. Quienes saben mucho de esto son los componentes de la Brigada Paracaidista “Almogávares VI”, que han sido testigos, a lo largo de su ya dilatada historia, de las terribles consecuencias que puede tener un accidente en el transcurso de un salto.

homenaje paracaidista (BPAC II) Homenaje CLP SierraHomenaje paracaidista (BPAC II) CLP Sierra

“Serenidad que sujete nuestros ánimos ante el vértigo del instinto y del mundo; Optimismo espiritual Para conseguir que sean nuestros el Valor, Amor al sacrificio, Dureza, Fortaleza, Generosidad y auténtico Compañerismo”.

El último de ellos sucedió hace ya un año en el Centro de Adiestramiento de “San Gregorio”, en Zaragoza. El Caballero Legionario Paracaidista quintanareño Antonio García Sierra, de la Compañía de Reconocimiento Avanzado, falleció el 27 de marzo de 2014 a causa de un accidente paracaidista durante un salto nocturno en el transcurso del ejercicio “Alfa Reunidas”.

Los valores reflejados por el Credo Paracaidista quedaron patentes en su misa funeral del 29 de marzo de 2014 en Quintanar de la Orden, y han lucido refulgentes un año después, durante el ejercicio “Thunder”, desarrollado por la Brigada en el mismo Centro de Adiestramiento zaragozano entre el 20 y el 30 de abril pasados. Ante el vértigo del instinto y del mundo, tuvieron la entereza y la grandeza de realizar un emotivo acto de recuerdo a Antonio ante un monolito de piedra erigido en su memoria, consiguiendo que, como siempre, fueran suyos todos los valores de su Credo.

“Y esperanza en que Tú, Dios Padre, Creador de todas las cosas, estés en el aire y en el suelo, Para abrazarnos, curar la herida, o recoger nuestra alma.”

Ellos conservan esa esperanza cada vez que saltan, y nosotros la compartimos, mientras un quintanareño, desde el Cielo, les sonríe y les susurra: “¡Desperta Ferro!”

Blog del Ejército de Tierra