El soldado Merillas, campeón de España en esquí de travesía

La sargento Mónica Sáez logra el bronce en la misma especialidad

El soldado Manuel Merillas se ha proclamado campeón de esquí de travesía en la Copa de España, disputada en la estación oscense de Formigal, el 9 de marzo. Por su parte, la sargento Mónica Sáez se colgó el bronce en esta misma especialidad.

El soldado Merillas, campeón de España en esquí de travesía
El soldado Merillas, campeón de España en esquí de travesía

El nuevo campeón de España de esquí de travesía, destinado en el Regimiento de Infantería Ligera “Tercio Viejo de Sicilia” nº 67, acudió a la cita muy mermado en sus condiciones físicas, ya que el 7 de marzo había sufrido lesiones mientras disputaba el Campeonato Nacional Militar de Esquí. Además, el militar necesitaba entrar entre los ocho primeros corredores para asegurarse el primer puesto, que ostentaba tras las cinco primeras pruebas clasificatorias de esta Copa. Pese a las limitaciones físicas y a la dureza del circuito -1.800 metros de desnivel acumulado y 15 kilómetros en reducida-, el soldado Merillas entró el séptimo en meta, lo que le permitió hacerse con la medalla de oro del campeonato. La sargento Sáez, del Grupo Logístico de la Brigada de Caballería “Castillejos” II, que se proclamó campeona de Aragón en la misma prueba, también subió al podio nacional, al obtener el tercer puesto en el cómputo total de las seis pruebas nacionales.

La sargento Sáez -derecha- subió al cajón (Foto:EMMOE)
La sargento Sáez -derecha- subió al cajón (Foto:EMMOE)

El sistema de clasificación final de esta Copa de España, organizada por la Federación Española de Montañismo, se basó en sumar los puntos de las cinco mejores carreras entre un total de seis pruebas, que contemplaban las tres modalidades de la travesía: crono, individual y sprint. Éstas se disputaron desde diciembre en La Molina -dos de ellas-, Sierra Nevada, Esport-Esquí, Port Aine y Formigal.El Equipo de Esquí del Ejército de Tierra afrontará esta semana una nueva competición en Rupholding, localidad donde se disputará el Campeonato Internacional Militar de Alemania y donde espera confirmar el buen estado de forma de sus componentes de biathlon.

Un soldado español junto a otro salvadoreño, mueren en un accidente de tráfico en Líbano durante una misión

Un soldado español muere en un accidente de tráfico en Líbano durante una misiónOtros tres militares salvadoreños, que viajaban en el vehículo “Lince” siniestrado resultaron heridosOtros tres militares salvadoreños, que viajaban en el vehículo “Lince” siniestrado resultaron heridos

El soldado conductor español  Abel García Zambrano, soltero, de 25 años y natural de Zafra (Badajoz) y el soldado de las Fuerzas Armadas Salvadoreñas J.M.C.A., resultaron muertos esta madrugada en un accidente de tráfico sufrido por un vehículo “Lince” cuando se dirigía a realizar un relevo en un “check point”.

El suceso se produjo sobre las tres menos cuarto de la mañana en la carretera denominada SD-1 que discurre al norte de la población de Ghajjar, al sureste del Líbano y en la proximidad de la frontera israelí.

Ambos militares pertenecían al Grupo Táctico Ligero Protegido (GTLP) español desplegado en la zona, en el que está integrada una sección de tropas salvadoreñas. Estas tropas emplean en sus labores los vehículos LMV (Light Multirole Vehicle) españoles, operados por conductores igualmente españoles.

Los efectivos de la Guardia Civil asignados al contingente español han abierto una investigación. Por causas todavía desconocidas, parece ser que el vehículo volcó y dio varias vueltas de campana, en un tramo de carretera sin arcén y con mucho desnivel fuera de la calzada.

En el accidente resultaron igualmente heridos los otros tres militares salvadoreños que formaban parte de la dotación del vehículo. Uno de ellos se encuentra en estado muy grave; los otros dos sufren múltiples traumatismos considerándose su estado grave.

Tras conocerse lo sucedido, se activaron los equipos médicos de estabilización de los contingentes español y salvadoreño que conforman la Brigada Líbano XX y se desplazaron al lugar del accidente.

Una vez allí procedieron a la estabilización de los tres militares heridos, pudiéndose solo certificar la defunción de los otros dos ocupantes del vehículo.

Los tres heridos fueron evacuados en helicóptero al hospital de San Jorge, en Beirut. Los cuerpos de los dos militares fallecidos fueron trasladados en ambulancia a la Base “Miguel de Cervantes”, donde se instalará la capilla ardiente.

El Grupo Táctico Ligero Protegido está integrado por 536 militares españoles y 42 salvadoreños, acantonados en la denominada ‘Posición 428’, próxima al lugar del accidente. Otros 10 militares salvadoreños están integrados en el Cuartel General de la Brigada Líbano XX.

Funeral por el soldado Abel García

Familiares, amigos y compañeros del soldado Abel García Zambrano se unieron ayer con un mismo sentimiento -el dolor- para despedir a quien, apenas 48 horas antes, había prestado su último servicio a España en el marco de la Fuerza Interina de Naciones Unidas para el Líbano. El funeral se celebró en la base “General Menacho” de Bótoa (Badajoz), en presencia del ministro de Defensa, Pedro Morenés, el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, y el JEME, general de ejército Jaime Domínguez Buj, entre otras autoridades civiles y militares.

Funeral por el soldado Abel GarcíaEl féretro del soldado García, cubierto con la Bandera Nacional, fue portado por ocho compañeros suyos y depositado sobre un túmulo en el Patio de Armas del 2º Batallón del Regimiento de Infantería Mecanizada (RIMZ) “Saboya” nº 6. Bajo un cielo gris, la misa fue concelebrada por el vicario Francisco Bravo y el capellán José Fernández. El primero recordó el carácter amable de Abel, de 25 años de edad, y tuvo palabras de consuelo para sus familiares y amigos. También transmitió un mensaje de afecto del arzobispo de Mérida-Badajoz, Santiago García, que se encontraba en Roma.

Funeral por el soldado Abel GarcíaA continuación, el ministro de Defensa impuso sobre el féretro la Cruz del Mérito Militar con distintivo amarillo, condecoración que ha sido concedida también al militar salvadoreño fallecido en el mismo accidente de tráfico.

Por su parte, el jefe accidental de la Brigada de Infantería Mecanizada “Extremadura” XI y jefe del RIMZ “Saboya” nº 6, coronel César Augusto Sáenz de Santa María, destacó que el soldado García “no dudó en dar un paso al frente, con esa alegría y optimismo que le caracterizaban, para acudir allá donde los intereses de España lo demandaban, en este caso a las lejanas tierras del Líbano, para llevar paz y estabilidad a una población que lo necesitaba”. Además, añadió: “Este compromiso, en un acto de suprema generosidad, le llevó a entregar su propia vida por los ideales que defendía y a convertirse, de este modo, en ejemplo para cuantos tuvimos el honor de servir a su lado”.

Tras el acto de homenaje a los que dieron su vida por España, el coronel Sáenz de Santa María entregó a la familia del fallecido la Enseña que cubría el féretro de su hijo, junto con su prenda de cabeza y la Cruz del Mérito Militar. Finalizada la ceremonia, el cuerpo de Abel García fue trasladado a su localidad natal, Zafra (Badajoz), donde recibió sepultura.

Blog del Ejército de Tierra