‘Viajando con Chester’

Es imagen y es comunicación y, hoy en día, la persona con la que todos quieren charlar sentados en un sofá. ¿Saben de quién estamos hablando?

Ahí van unos datos:

Nombre:
Risto Mejide Roldán, nació en Barcelona en 1974. Su nombre original era Ricardo, pero se lo cambió a los 18 años por el de Risto (Ricardo, en idioma finés).
Formación:
Licenciado y MBA en Dirección de Empresas por ESADE, aunque ha desempeñado casi toda su carrera profesional en la publicidad y la comunicación.
Relación con el Ejército:
No hizo el servicio militar porque se declaró objetor de conciencia. Reconoce que fue «un drama para su familia» ya que «mi hermana es militar y mi madre es reservista voluntaria».
Trayectoria:
Su participación como jurado de Operación Triunfo le convirtió en un fenómeno mediático. Es autor de seis libros.

Risto Mejide / Presentador de 'Viajando con Chester'

En el Boletín Informativo Tierra hemos tenido la suerte de charlar con él, nada más y nada menos que, en la Base de El Goloso, flanqueado por carros de combate Leopardo, mientras espera para rodar su programa Viajando con Chester. Y aquí va todo lo que nos contó:

¿Cómo termina alguien con su formación en Administración de Empresas en la televisión?
Estudié ESADE pero me dediqué a la publicidad. Como me dijo Toni Segarra, al que considero el mejor publicitario del siglo XX, él no conoce «ningún buen publicitario que haya estudiado para serlo». Estoy muy acostumbrado a trabajar en cosas para lo que no he estudiado. De hecho, tampoco he estudiado para estar en la tele. Tengo la sensación de que estudiar una materia no basta, porque solo acredita que has pasado un examen; y creo que el mayor examen es el de la vida y el del trabajo. Soy inquieto por naturaleza y a mí lo que me gusta es comunicar. Y eso es lo que une toda mi trayectoria, desde ESADE hasta ahora. Por eso, me gusta definirme más como comunicador que como cualquier otra cosa.

¿Está mal visto ser políticamente incorrecto?
La propia palabra lo dice. Políticamente, ya empezamos mal, y encima incorrecto. ¿Quién decide lo que es correcto y lo que no? Supongo que los que definen esa palabra definirán que lo que estoy haciendo está mal visto. A mí me trae sin cuidado.

¿Le ha jugado alguna mala pasada su sinceridad?
Mala pasada, no. El ser sincero te puede traer otro tipo de problemas de los que te puede acarrear el ser mentiroso, si esa es la alternativa.

¿Qué aprecia de los concursantes que acuden a programas de búsqueda de talento?
Ojalá muchos tuviesen el arrojo y la valentía que tenían los concursantes de Tú sí que vales. Y enfrentarse a Risto, a José Corbacho … gente que lleva muchas horas de televisión y que va a someterte a un juicio que puede salir bien o puede salir mal, pero en el que no hay segundas oportunidades.

¿Todo vale para alcanzar el éxito?
Depende de lo que para ti sea el éxito. Mi definición es que aquellos a los que tú admiras algún día te admiren a ti. Yo admiro a gente con unos valores muy sólidos. Si quiero que esa gente me admire algún día, tengo que responder a esos valores. Con lo cual, no todo vale.

Risto Mejide y Marta Sánchez durante la grabación de Viajando con Chester en la base “El Goloso"
Risto Mejide y Marta Sánchez durante la grabación de Viajando con Chester en la base “El Goloso”

¿Quiénes son sus referentes?
Muchos. Empezando por mi madre, que es un referente en mi vida y que es, aparte de psicóloga, mi mejor amiga. Otros son mis amigos: los tengo buenísimos desde hace muchos años y otros nuevos, de los que hago gala que parece que nos conozcamos de toda la vida. Defiendo que la intensidad de una relación no tiene que ver con el tiempo que lleves conociendo a una persona. Y eso me lo demuestra, cada vez más, la vida. Obviamente, también cualquier persona que haya pasado por mi vida sentimental. Mantengo una excelente relación con todas.

En su libro Urbrands, Premio Espasa 2014, habla sobre la importancia de construir y cultivar una marca personal. ¿Cuáles son los valores que configuran la marca personal del Ejército?

Las instituciones, que ahora mismo hay muchas en cuestión, pasan mejores y peores momentos. Creo que es bueno que algunas instituciones se mantengan sólidas, sin escándalos, sin estridencias, estables. Considero muy importante, en estos momentos, una institución como el Ejército y la estabilidad, para quien crea que eso nos da estabilidad, lógicamente. Cuando alguien dice que habría que prescindir del Ministerio de Defensa y se le tira todo el mundo encima, eso es un valor de marca. Significa que la gente quiere que continúe así. No defiendo si es bueno o malo. Creo que una marca se defiende por sus consumidores, por quiénes están dispuestos a consumirla; y, cuando todo el mundo se sorprende es porque la gente considera que esto tiene que seguir siendo así.

¿Por qué contrataría a un militar para su empresa?

Le ficharía para marcar una estrategia. La estrategia de comunicación y la estrategia militar tienen muchos puntos en común. Y hay muchísima gente en comunicación que se apoya en libros de estrategia militar. Cuando tienes un rival político, al final, lo tratas como a un enemigo. Aunque no haya balas de por medio, hay declaraciones, comunicados de prensa, etc. Fíjate, Napoleón, lo primero que llevaba con él cuando invadía territorios era una imprenta para distribuir pasquines. Utilizaba la comunicación de manera estratégica.

Lo dicho, Risto, nada como charlar con un amigo en un sofa, aunque ese día hiciera un poco de frío y el sofá estuviera situado en exteriores en la explanada de carros de la Base de El Goloso.

El soldado Juan José Ordóñez recibe la Cruz de la Orden del Mérito Civil

Una joven cae al río Ebro, cuyas crecidas aguas tienen prisa por abandonar la capital aragonesa la fría noche de un treinta y uno de octubre. El cuerpo de la muchacha acaba de pasar, boca abajo, por el puente de Santiago. Los viandantes y una patrulla de la policía local observan atónitos la escena. Han avisado a emergencias y a los bomberos para que acudan lo antes posible en auxilio de la joven…

El soldado Juan J. Ordóñez arriesga su vida para salvar a una joven en el río Ebro
El soldado Juan J. Ordóñez arriesga su vida para salvar a una joven en el río Ebro

Si esta historia hubiera llevado su curso normal, los servicios de emergencias, aun actuando con muchísima celeridad, seguramente nada hubieran podido hacer por la vida de la muchacha que estaba siendo arrastrada por las aguas del Ebro aquella noche, pues nadie ignora que unos pocos minutos con la cabeza bajo el agua es mucho tiempo.

Sin embargo, esta historia quiso que un protagonista involuntario anduviese paseando en ese momento por el puente de Santiago: el soldado del Ejército de Tierra Juan José Ordóñez Pérez desoyendo los consejos de los viandantes y de lo que la razón pudiera sopesar en aquel instante, se desvistió y desde el puente se lanzó a las frías aguas del río.

Una vez en el Ebro necesitó nadar unos doscientos metros hasta que alcanzó el cuerpo de la joven que permanecía inconsciente, sin respiración y sin pulso. Cuando llegó hasta ella tuvo que arrastrarla a la margen derecha del río, y en una zona en la que el agua le llegaba a la cintura, pues era imposible salir del cauce del Ebro, le practicó la respiración cardiopulmonar hasta que empezó a vomitar agua y consiguió reanimarla. Ni la noche, ni el frío, ni la fuerte corriente ayudaban.

El soldado Juan José Ordóñez recibe la Cruz de la Orden del Mérito Civil

El soldado Juan José Ordóñez recibe la Cruz de la Orden del Mérito Civil

Durante unos veinte minutos, que nadie ignora que veinte minutos son muchos, ambos permanecieron en el río aguantando las fuertes corrientes e intentando que el agua no los arrastrara hasta que llegó una zodiac del cuerpo de Bomberos que encontró a la joven con vida y a Juan José exhausto.

Como aquellos que cambian el final triste de una historia por otro mucho más feliz no suelen pasar desapercibidos, el soldado del Ejército de Tierra Juan José Ordóñez Pérez recibió el pasado 5 de diciembre la Cruz de la Orden del Mérito Civil de manos de la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi.

El soldado condecorado está destinado en el Batallón de Zapadores XXII de la Brigada de Caballería “Castillejos” II, con guarnición en Zaragoza. La ceremonia tuvo lugar en la sede de la Delegación del Gobierno en Aragón, con motivo del trigésimo sexto aniversario de la Constitución.

Ahora por Zaragoza cuentan que por el puente de Santiago pasan de vez en cuando ángeles francos de servicio.

¡Gracias, Juan José!

Blog del Ejército de Tierra