El soldado Juan J. Ordoñez arriesga su vida para salvar a una joven en el río Ebro

El soldado de Ingenieros Juan J. Ordóñez, destinado en el Batallón de Zapadores XXII de la Brigada de Caballería “Castillejos” II, logró salvar la vida de una joven en las aguas del Ebro, en la medianoche del pasado 31 de octubre.

El militar rescató a la joven que fue arrastrada por las corrientes del río Ebro, a la altura del Puente de Santiago. Los vecinos de la localidad y una unidad de policía local que estaban presentes se esperaban lo peor, pero el soldado Ordóñez no dudó en tirarse al agua para intentar alcanzar el cuerpo, arriesgando así su propia vida.

El soldado Ordoñez demostró gran valentía (Foto:BRC II)
El soldado Ordoñez demostró gran valentía (Foto:BRC II)

El militar, que tuvo nadar unos 150-200 metros hasta alcanzar a la joven que permanecía inconsciente, sin respiración y sin pulso, buscó una zona poco profunda, ya que donde estaba era imposible salir del cauce del río, y una vez allí le practicó reanimación cardiopulmonar hasta que ésta comenzó a vomitar el agua tragada y recobró la respiración y la conciencia.

Durante unos 20 minutos, ambos permanecieron en el río aguantando las fuertes corrientes del río e intentado que el agua no les arrastrara hasta que llegó una zodiac del cuerpo de bomberos que rescató a la joven con vida y al soldado exhausto. Finalmente, la chica fue trasladada en ambulancia al hospital.

El soldado Ordoñez ha realizado varios cursos de buceo civil y de primeros auxilios, tanto militares como civiles. Gracias a su formación, preparación física y valentía, el militar pudo llevar a buen fin el rescate.

Un infante entre los infantes

El teniente general Álvarez recibe el Premio Gran Capitán

El actual Director General de Reclutamiento y Enseñanza Militar,  teniente general Juan A. Álvarez Jiménez, recibió ayer el premio Gran Capitán con el que se distingue a un militar de Infantería que, a lo largo de su vida profesional, ha sobresalido por sus virtudes militares y capacidad profesional, acreditadas por su prestigio, constante disponibilidad, dedicación y eficacia en el servicio.

El teniente general Álvarez recibe el Premio Gran Capitán
El teniente general Álvarez recibe el Premio Gran Capitán

Entre “sorprendido y abrumado”, recogía la espada de honor, reproducción de la original del Gran Capitán, de manos del jefe de la Fuerza Terrestre, teniente general J. Ignacio Medina, en el Aula Magna de la Academia de Infantería, en Toledo.

Con ello, el galardonado dijo cerrar un ciclo profesional que comenzó en ese mismo lugar cuando le concedieron el premio Ortiz de Zárate “Al mejor espíritu militar” en el año 1975, por quedar el primero de su promoción. Y añadió sentirse orgulloso por el hecho de que sus compañeros de armas hubiesen pensado en él para esta distinción, porque a diferencia de otros logros, éste “lo conceden otros sin que tú hayas sido sujeto activo en su consecución”.

El premio fue presentado por el director de la Academia, general Fernando Aznar, quien destacó que el teniente general Álvarez es “un auténtico ejemplo, como prestigioso militar y como persona de bien, un verdadero orgullo para el Arma de Infantería, y una incuestionable guía de comportamiento para todos los infantes”.

Este reconocimiento, que se falla cada cinco años, lleva el nombre del Gran Capitán Gonzalo Fernández de Córdoba -considerado el creador de la Infantería española- y conmemora su victoria en la batalla del Garellano, en 1503, sobre las tropas francesas.

Blog del Ejército de Tierra