Archivo de la categoría: Testimonios

CUANDO ESCUCHO EL HIMNO NACIONAL, ME PONGO DE PIE

Agatha Ruiz de la Prada

«CUANDO ESCUCHO EL HIMNO NACIONAL, ME PONGO DE PIE»

Ella quería ser pintora pero encontró en el diseño de moda otra forma de dar vida al universo de color y formas geométricas, corazones y nubes que se han convertido en su seña de identidad. Ágata Ruiz de la Prada (Madrid, 1960) ha creado en sus más de 35 años de carrera un estilo propio fácilmente identificable por el que ha sido distinguida con la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes (en 2009), y con el Premio Nacional de Diseño de Moda (en 2017). La diseñadora nos recibe en su estudio de Madrid poco después de haber sido trending topic en las redes sociales por la forma en la que arrancó su desfile en la última edición de la Madrid Fashion Week: con un escenario tapizado con los colores de la Bandera de España y los acordes del Himno Nacional de acompañamiento musical. Toda una declaración de principios.

Digital_33
Entrevista con Agatha Ruiz de la Prada

¿De dónde surgió la idea de abrir su desfile de esta forma, con la Bandera y el Himno Nacional? En moda nunca se había hecho una cosa así y me hacía ilusión ser la primera. Fue una cosa mía y, aunque es cierto que estuve dudando hasta el día anterior, resultó un exitazo y estoy muy contenta. A mí siempre me ha gustado la combinación de los colores de la Bandera de España, el rojo y el amarillo, y ya lo usaba en mis primeras colecciones. He tenido la Bandera puesta en la tienda de Madrid y el vestido con el que abrimos el desfile —rojo, amarillo y rojo— en el escaparate. Fue el mismo que me puse para ir a un programa de televisión y tuve casi 58.000 likes. Y lo de la pasarela se convirtió en trending topic.

Mucha gente de la que acudió al desfile se puso en pie al oír el Himno, tengo entendido que usted lleva eso a rajatabla… Sí, yo me levanto siempre que suena el Himno Nacional, aunque esté en mi casa en pijama, y a mis hijos les tengo educados para que hagan lo mismo, desde pequeños.

Ese vestido que abrió el desfile de Madrid lo lució poco después usted en Nueva York. ¿Ha recibido muchos encargos del mismo? Pues sí, he tenido varias peticiones. Uno, además, para una persona que va a jurar Bandera y quiere ponérselo para ese día. Y también quiero regalar uno al Museo del Traje, para que lo expongan allí.

Sin embargo, no es la primera vez que capta la atención con trajes que combinan estos colores, como en las tres bodas reales… Sí, fueron bastante famosos. Para la de Sevilla elegí un traje rojo corto con unos claveles amarillos. Para la boda de Barcelona, ya que soy medio catalana, porque mi madre era de allí y la celebración fue en el Palacio de Pedralbes, hice un traje con la Señera. Y para la boda de los Reyes Felipe y Letizia, me puse un traje que era muy difícil de llevar (rojo con un gran corazón amarillo con otro morado dentro).

A9R55exb5_av6vt4_15o
Entrevista con Agatha Ruiz de la Prada

Lo cierto es que en estos años de carrera ha creado una marca muy identificable, ¿de dónde nace la inspiración? Pues tiene mucho que ver con mi esencia, porque yo quería ser pintora, no diseñadora, y he conseguido crear un estilo propio con el que llevo muchos años.

Y con ese estilo propio ha conseguido hacerse un hueco en el difícil mundo de la moda, ¿está satisfecha? Sí, pero todavía sigo echando en falta más mujeres vestidas de Ágata. Es cierto que hay cada día más gente, y gente joven, sube fotos con mis trajes a Instagram. Pero es un mal histórico el que a la española no le guste mucho ir de moda española. En otros países se lleva lo de los diseñadores nacionales, pero aquí no ha habido ese orgullo por comprar cosas españolas.

A nivel internacional, ¿Miley Cyrus se ha convertido en su principal clienta? Miley Cyrus tiene su estilista particular, es una chica muy lista y con mucha cabeza que ha hecho cosas fantásticas, como en la gala de la MTV (donde lució varios de sus vestidos). Aquí, para las grandes citas y las galas, los actores siempre van igual, con el típico traje largo, pero Miley ha hecho una declaración de intenciones sobre la moda. Ojalá hubiera una Miley a la española.

Usted es un ejemplo de mujer trabajadora, ¿siempre tuvo claro que quería serlo? Lo que siempre tuve claro es que era muy importante trabajar. Mi madre no trabajó nunca, pero yo me decía, ¡qué importante es trabajar! Te ayuda muchísimo. El trabajo te hace sentir el orgullo de haber hecho algo con tu esfuerzo. Lo que yo me pregunto es cómo se puede no trabajar. Yo estoy feliz de poder decir que me mantengo yo solita, tengo la sensación de que tengo que esforzarme con un objetivo, y es muy importante tener objetivos en la vida.

¿Ha cambiado mucho la industria con la aparición de las grandes cadenas de moda prêt-à-porter? Hay que reconocer que las grandes cadenas han hecho mucho por la democratización de la moda. Los diseñadores se hacen de tener clientes, es otra cosa. Pero yo tampoco me puedo quejar.

¿Cómo se ve dentro de diez años? Conozco a poca gente a la que le guste tanto trabajar como a mí. Coco Chanel o Picasso murieron trabajando y yo los admiro muchísimo, pero es importante saber que ya no tienes 18 años. Hay que organizarse y adaptarse, es una señal de inteligencia.

Usted ha extendido el universo Ágatha más allá de la moda, también lo ha llevado a la ropa de casa, los complementos, la decoración… ¿a los uniformes militares también los “agatizaría”? Me encantan los uniformes militares, me parecen muy elegantes, pero con las cosas serias no me quiero meter, les tengo mucho respeto. Pero si me lo encargaran, lo haría encantada (risas). Una vez a un colega mío le encargaron el traje del Papa y de los 400 curas que iban con él para una visita, y ha sido el trabajo que más envidia me ha dado en mi vida, muy bonito.

¿Cuál es su opinión sobre el Ejército? Siempre he tenido mucho respeto por el Ejército y los militares, toda mi vida, igual que por los curas. Creo que es de muy mala educación no tener respeto por los militares cuando nos están protegiendo. Siempre me ha parecido una profesión muy bonita.

ANTHONY CARRO. Representante de la NASA en España

El norteamericano Anthony Carro nació en Galicia y es doctor en Física Matemática, Ingeniería Eléctrica y Derecho. Inició su carrera profesional en la Federal Aviation Administration de los Estados Unidos y después solicitó su entrada en los cuarteles generales de la National Aeronautics and Space Administration (NASA) en Washington DC. Actualmente es el representante de la agencia espacial norteamericana en España, en el Complejo de Comunicaciones con el Espacio Profundo de Robledo de Chavela (Madrid), también conocido como MDSCC (Madrid Deep Space Communications Complex).

nasa_3
ANTHONY CARRO. Representante de la NASA en España

¿Qué es el MDSCC y cuál es su cometido?

Es una de las tres estaciones de lo que llamamos espacio profundo (deep space), es decir, que desde ellas se controlan las misiones espaciales más alejadas de la Tierra. Uno está aquí, en Madrid, y los otros dos en California, en el desierto de Mojave, y en Canberra (Australia). Su localización fue elegida para que los vehículos espaciales puedan mantener contacto con alguna estación, independientemente del movimiento diario de rotación de la Tierra. Las tres constituyen la DSN (Deep Space Network) de la NASA

Al principio hubo otras localizaciones candidatas, ¿cómo se hizo posible su ubicación en Robledo de Chavela?

Por situación geográfica, el centro pudo haberse ubicado también en Italia o África, pero finalmente se optó por España gracias a un acuerdo con su Gobierno. Bueno, de hecho, al principio también hubo un centro en Maspalomas (Gran Canaria), otro más en Madrid, en Fresnedillas de la Oliva, y otro Cebreros (Ávila), en virtud de un acuerdo entre el Gobierno español (representado por el INTA, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) y el norteamericano (representado por la NASA), firmado en 1964. Con el paso del tiempo, solo se ha mantenido el de Robledo de Chavela. Como unos años antes el JPL (Jet Propulsion Laboratory) asumió por encargo de NASA la responsabilidad de la investigación de la luna y del sistema solar, mediante vehículos no tripulados, la mayoría de las funciones de este complejo están relacionadas con el soporte instrumental de las comunicaciones con los vehículos y sondas incluidos en los programas espaciales controlados por dicho laboratorio de propulsión a reacción. Actualmente, la estación la opera mayoritariamente personal de ISDEFE (Ingeniería de Sistemas para la Defensa), lo que supone cerca de unos 90 empleados. Para la nueva misión que se operará desde aquí, “Mars 2020”, también estarán involucrados el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Centro de Astrobiología (CAB), el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y varias universidades españolas.

nasa_2
ANTHONY CARRO. Representante de la NASA en España

Mucha colaboración… “Mars 2020” suena a algo grande…

Tenemos muchas misiones en Marte y, a partir de 2020, serán más. La razón de esta extensa colaboración es que Mars 2020 va a contar con un instrumento de desarrollo español. Además, nos va a requerir dos nuevas antenas en el centro, que ya están en construcción. Eso significa que pasaremos de las seis actuales —aunque dos de ellas ya no operan con el espacio profundo— a ocho. Es un planeta que despierta mucho interés científico, ya que se encontraron evidencias de la existencia de agua, lo que augura la posibilidad de algún tipo de forma de vida. Una vez lanzada la misión, se controlará desde aquí. Se darán instrucciones tales como el encendido de motores, rotaciones, etc., y después se recibirán los datos recogidos sobre las mediciones realizadas en el terreno (existencia de atmósfera, campo magnético, composición de la superficie, etc.).

nasa_1

Por las fechas de las que hablamos, las antenas del MDSCC atesoran ya mucha historia…

Cierto, una de ellas, la que denominamos “Histórica”, de 26 metros de diámetro, recibió las primeras retransmisiones que se hicieron desde la cápsula en la que viajaron Neil Armstrong y sus compañeros, E. Aldrin y M. Collins, en la misión Apolo 11 a la luna. Entonces estaba ubicada en Fresnedillas. Sin embargo, el momento de pisar la superficie lunar ya fue recibido por la antena de la DSN ubicada en Canberra. Otra antena, la Partner, de 34 metros de diámetro, también tiene ahora otras funciones. De las cuatro actualmente operativas, tres tienen 34 metros de diámetro, y otra, 70 metros, más que el ruedo del coso de Las Ventas.

¿Qué otras misiones se traen actualmente entre manos en este centro?

Hay muchas, pero podemos reseñar “Kepler”, que busca si hay planetas de condiciones parecidas a la Tierra en otros sistemas solares; o las “Voyager 1 y 2”, que han alcanzado los 40 años de operación y exploración en agosto y septiembre de 2017. A pesar de su gran distancia, continúan comunicándose con nosotros diariamente, mientras viajan por el espacio interestelar. Otras son “Dawn”, que estudia el planeta enano Ceres y el asteroide Vesta, localizados ambos en el cinturón de asteroides, entre Marte y Júpiter; o la de los rovers (pequeños vehículos de exploración) “Opportunity” y “Curiosity”, para investigar los elementos de la superficie marciana.

Además realizan un importante esfuerzo de divulgación científica, ¿verdad?

Así es, tenemos dos programas: el Host Country y el Partner. El primero es una colaboración con España, a través del INTA, por la que científicos españoles pueden utilizar nuestras antenas para realizar investigaciones. El segundo se dirige a estudiantes y les permite utilizar una de las antenas de 34 metros para hacer observaciones. Es una manera de que aprendan sobre astrofísica y de que puedan hacer observaciones que nadie ha realizado anteriormente: muchas veces los nuevos hallazgos de asteroides, etc., son realizados por particulares y no por científicos. También contamos con un centro de entrenamiento para nosotros y para visitantes. Les explicamos lo que hacemos, qué es la NASA, la historia de la carrera espacial o la ciencia del espacio a través de vídeos y otros materiales. Por ejemplo, disponemos de una piedra lunar, casi única en España.

nasa_4

Aunque toda esta información resulta absolutamente fascinante, uno se plantea si tiene sentido investigar tanto el cosmos cuando nuestro planeta está enfermando y tantas personas lo pasan mal aquí mismo…

Es la eterna controversia. Se trata de buscar un equilibrio que, por otra parte, es difícil de encontrar. La investigación científica de base debe continuar, porque, como se ha demostrado muchas veces a lo largo de la historia, nunca se sabe si la investigación que se lleva a cabo hoy va a darnos la solución a algún problema humano presente o futuro.