Archivo de la categoría: Sin categoría

NAIA ENTRE LAS RUINAS

Les llega a su nariz lo que nadie huele, les llega a su oído lo que nadie oye, y a través de sus patas sienten lo que nadie siente. Naia tiene ocho años y está acostumbrada a luchar contra la desesperanza entre las ruinas de un terremoto, los desastres de una guerra, los deslizamientos de tierra o las explosiones destructivas.

La Cabo 1º Mónica está especializada en la formación e intervención de perros especializados en la búsqueda y detección de personas vivas sepultadas bajo escombros (Terremotos, deslizamientos de tierra, aludes, etc.)
Naia no trabaja en un entorno tranquilo y ordenado. Ella vive entre la velocidad del tiempo y las ruinas.

La cabo 1º Mónica Rocamora, destinada en el Cuartel General del Mando de Operaciones Especiales, la conoce bien. Es su guía y junto a esta labradora no dudó en volar a Ecuador para unirse al dispositivo que se organizó para el rescate de las personas desaparecidas y que podían haber quedado atrapadas entre los escombros. Dicho dispositivo estaba dirigido por el Bombero sevillano Jaime Parejo García y estaba compuesto por unidades caninas de Bomberos del Grupo Especialista en Rescate Canino en Catástrofes Método Arcón (GERCCMA), Bomberos para el Mundo, Brigada Patria Núm.9 y Grupo de Intervención y Rescate (GIR), estas dos últimas del Ejército y Policía ecuatoriana, respectivamente.

A pesar de que las máquinas ya habían intervenido pasadas las primeras horas del terremoto, los ejemplares caninos, Naia entre ellos, se pusieron manos o, mejor dicho, patas a la obra  y empezaron a realizar su trabajo; un duro y estresante trabajo con un calor sofocante (38º C)  y una humedad más alta que la luna (90%).

Tras varios días de intenso trabajo y, una vez descartada la existencia de personas vivas sepultadas, la Cabo 1º Rocamora y su compañera Visitación Bonet, pudieron realizar tareas humanitarias junto a varios médicos locales.
En sus cajas de transporte esperando el momento de comenzar a trabajar. Manta Portoviejo y Pedernales. Ciudades de la costa. Zona de Esmeralda.

Los perros realizan una labor en equipo, manejando ese mismo idioma que entiende los susurros y que sólo pueden oír ellos, de gente desesperada y sin fuerzas, aplastadas por las ruinas; ese idioma común que emplean los canes para ayudar a las personas hasta el último aliento; ese idioma común en el que está escrito el contrato donde los ancestros de los perros actuales juraron fidelidad eterna al hombre.

Gracias a la actuación simultánea de los equipos caninos, “Akiles”, un perro de la ecuatoriana Brigada Patria Núm. 9, pudo rescatar con vida a dos personas sepultadas en Pedernales, sector 5.

Dicho dispositivo estaba compuesto por unidades caninas Método Arcón de Bomberos del Grupo Especialista en Rescate Canino en Catástrofes Método Arcón (GERCCMA), Bomberos para el Mundo, Brigada Patria Núm.9 y Grupo de Intervención y Rescate (GIR), estas dos últimas del Ejército y Policía ecuatoriana respectivamente.
Ecuador y España, juntos; una sonrisa en un país hermano golpeado por un terremoto.

Gracias a los perros y a sus guías llegan esperanzas a gente que la ha perdido y llega la vida, a quien ya creía que no la tenía.

Gracias, Naia, gracias Akiles

Un gran abrazo al pueblo ecuatoriano que seguro que saldrá fuerte de esta terrible sacudida.

La cabo 1º Mónica Rocamora es fundadora y coordinadora de la Unidad Canina ECOS B&RMA, con sede social en la localidad de Cox (Alicante), es una asociación sin ánimo de lucro. Su principal objetivo es la formación e intervención de perros especializados en la búsqueda y detección de personas vivas sepultadas bajo escombros (Terremotos, deslizamientos de tierra, aludes, etc.), así como la búsqueda y detección de personas desaparecidas en grandes áreas. El grupo está compuesto por 15 miembros entre voluntarios y profesionales del mundo de las emergencias y cuenta con un ejemplar canino especializado en la búsqueda y detección de personas vivas sepultadas, dos ejemplares especializados en la búsqueda y detección de personas desaparecidas, un ejemplar especializado en terapia y trabajo social con personas excluidas. En la actualidad están formando a otros tres futuros equipos caninos especializados en búsqueda y rescate.

 

LOS FUERTES LAZOS DE UNA HISTORIA COMÚN: SANTA ELENA

Centro Histórico de Santa Elena en Estados Unidos
Centro Histórico de Santa Elena en Estados Unidos

Los españoles de bien suelen sentirse orgullosos de su pasado, con sus virtudes y sus defectos. Pero ese pasado, para quererlo, hay que conocerlo. Se tiene un conocimiento más o menos extenso de la etapa de la colonización española en Centroamérica y América del Sur tras el Descubrimiento, pero no tanto de las expediciones al norte del continente. Y las hubo, y muy exitosas. Por eso hay habitantes actuales de esas tierras que gustan de conocer y querer su pasado, y los estadounidenses son un claro ejemplo.

El pasado 30 de abril se inauguró en la localidad norteamericana de Beaufort, en el estado de Carolina del Norte, el Centro Histórico de Santa Elena. Se culminaban así los esfuerzos de un grupo de estadounidenses amantes de la cultura española y del legado que en aquel continente dejó la Corona de España, logrando la apertura de este Centro en el año en el que se cumple el 450 Aniversario de la llegada del explorador español Menéndez de Avilés.

La organización del acto estuvo a cargo de la Fundación Santa Elena. Esta organización sin ánimo de lucro, establecida en el condado de Beaufort, tiene como objetivo fundacional la expansión de la historia de la colonización europea en América del Norte a través del descubrimiento, preservación y promoción de Santa Elena, que fue la primera capital colonial de lo que actualmente son los Estados Unidos de Norteamérica.

En los días anteriores al evento, un navío de 500 toneladas, réplica del buque insignia “San Pelayo”, con el que Menéndez de Avilés arribó a las costas floridianas, abarloó en el puerto de Beaufort del 23 al 30 de abril.

Exposición “La Historia no contada de América”
Exposición “La Historia no contada de América”

El Centro Histórico de Santa Elena presentó, el día de la inauguración, una exposición titulada “La Historia no contada de América”, en la que se explicaba la carrera por colonizar el nuevo continente entre España, Inglaterra y Francia a mediados del siglo XVI.

De la mano del presidente de la Fundación Santa Elena, los miembros más prominentes de la comunidad, y el senador del Estado, y contando  con la representación española del Cónsul en Miami y el Agregado Militar en EEUU más con un nutrido grupo de americanos y descendientes de españoles, celebraron el acto de inauguración que viene a corroborar el entusiasmo y el interés del pueblo americano por recuperar su historia del llamado siglo perdido, el XVI.

Asistentes a la inauguración del Centro Histórico (Foto:AGRIL. EE.UU.)
Asistentes a la inauguración del Centro Histórico (Foto:AGRIL. EE.UU.)

El explorador español Pedro Menéndez de Avilés y un grupo de españoles hicieron de Santa Elena la capital del estado de La Florida, en el lugar conocido como Port Royal, en el año 1566. Allí ondeó la bandera española, la Cruz de San Andrés, hasta 1582. Esta pequeña ciudad contaba en 1569 con 40 casas y 350 habitantes, según un censo en poder de los archivos españoles.

Un mural situado en esa ciudad reza lo siguiente:

“En respetuoso recuerdo de los españoles que entre 1566 y 1587 dejaron aquí huella de su paso para la gloria de España y en agradecimiento a los americanos beneméritos que hoy, con sus trabajos, rinden culto a la memoria y a la historia común de España y Estados Unidos de América”.

Vaya aquí nuestro homenaje a esos españoles pioneros y nuestro agradecimiento a los norteamericanos que sienten algo suya la cruz de San Andrés.