Archivo de la categoría: Nuestros hombres y mujeres

Conocer a … soldado Corral

CON CABEZA Y CORAZÓN

thumbnail1

El tiempo es crucial cuando la vida está en juego. No solo es cuestión de una buena disposición para garantizar la estabilidad de la persona auxiliada; conocer el protocolo de actuación es fundamental para ganar tiempo hasta la llegada del personal sanitario.

Con este planteamiento surgió el proyecto Todos Preparados; una idea que partió del soldado Corral, junto a otros dos sanitarios, y que pretende formar al mayor número de personas en primeros auxilios.

La iniciativa de este militar almeriense, comisionado en el botiquín de la Brigada “Guzmán el Bueno” X, partió de un estudio sobre las causas del fallecimiento en lugares donde tarda un mayor tiempo en llegar la asistencia sanitaria.

Con ese planteamiento, decidieron realizar cursos de formación totalmente gratuitos y que permitieran a los ciudadanos saber cómo actuar en este tipo de situaciones.

thumbnail3

Sus estudios de Auxiliar de Enfermería, así como su trabajo en el Ejército y como colaborador en la Cruz Roja, han contribuido a desarrollar esta iniciativa, que actualmente cuenta con ocho técnicos, dos estudiantes de Medicina y una enfermera. Pero ello requería de otra habilidad más: las redes sociales.

Gracias a ellas, el proyecto ha logrado llegar a más y más gente. Y son muchos los que solicitan su formación a través de la página de Facebook. Por ello, este equipo aumenta día a día y está listo para actuar cuando la inmediatez así lo reclame. Si el corazón les dicta la necesidad de ayudar, es la cabeza quien ahora les puede decir que están haciendo lo correcto.

Y este proyecto no entiende de edades; bien sea un niño o un adulto, todos son necesarios. No es igual, sin embargo, la dinámica de la formación para todos ellos: «Los niños aprenden con música y se traen de casa su muñeco preferido para hacerle la reanimación cardio-pulmonar», explica el soldado, de 43 años.

Tampoco existe barrera social en este proyecto y está abierto a personas con necesidades especiales. Solo piden una cosa a cambio: «Que lo que aprendan lo compartan con otras personas, para hacer más extensivo el mensaje».

Asociaciones de vecinos, colegios, deportistas… Nadie es ajeno a Todos Preparados. Este proyecto crece y con ello se incrementan las posibilidades de salvar una nueva vida.

Premio al inconformismo

Suboficial mayor Briongos

El orgullo y la satisfacción por haberse convertido en el primer suboficial en recibir el premio General Piqueras acompañan al suboficial mayor Briongos desde que recibió este galardón, el más importante que concede el Ejército a sus especialistas.

La incredulidad y la sorpresa dieron paso a la alegría y al recuerdo de todos los compañeros con los que se ha ido encontrando en su más de 30 años de carrera profesional, y a los que considera parte activa en este logro.

Cuando se le pregunta sobre los motivos que cree que llevaron a la Junta Calificadora a elegirle, tira de modestia y se resta méritos. Pero lo cierto es que obtuvo la máxima puntuación en todos los criterios que se valoran (tales como lealtad y cooperación, actitud ante el servicio, capacidad de decisión y de trabajo, disciplina, prestigio, disponibilidad, dedicación, eficacia o confianza de los superiores), y que la decisión se tomó por unanimidad.

Convertido en “un referente” para todos los especialistas, destaca que siempre ha mantenido una actitud proactiva e inconformista en el trabajo, y que siempre le ha gustado tener iniciativa. La frase “eso no se puede arreglar” no se concibe en su vocabulario.

A lo largo de su trayectoria, en destinos como el Regimiento de Artillería de Campaña nº 21, la Agrupación de Apoyo Logístico nº 41 o la Academia de Logística, y en sus siete misiones internacionales, ha logrado un gran dominio técnico electrónico —que es su Especialidad Fundamental—, así como de formación transversal, como mecánica o instalaciones frigoríficas, y un buen conocimiento tanto de los procedimientos como de las aplicaciones logísticas. Ha formado parte de estudios, mejoras e investigación de material a requerimiento del Mando de Apoyo Logístico y del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, como el programa BMR/VEC, el Centauro/Pizarro o el RG-31.

También ha ejercido la docencia con alumnos de la Academia General Básica y del cambio de especialidad, y ha participado en diferentes grupos de trabajo sobre generación de guías docentes, en las prácticas de mando y formación de centros de trabajo de los sargentos alumnos, y en la evaluación de los proyectos de electrónica de los futuros suboficiales.

Todo ello le hizo destacar de forma excepcional como para ser merecedor del premio más importante que puede recibir un especialista. Un empujón para afrontar su nueva etapa como suboficial mayor, ascenso que vino con un pan debajo del brazo; con la misma actitud inconformista que le ha llevado a que el nombre de un suboficial aparezca, por primera vez, en la lista de galardonados con el General Piqueras.

PREMIO GENERAL PIQUERAS

El premio General Piqueras es un galardón que se concede cada cinco años y al que pueden optar los militares especialistas y los militares profesionales de tropa pertenecientes a la especialidad operativa de Logística y a las especialidades técnicas.

Consiste en un águila azorada en volumen, fundida en bronce, que representa el emblema de los Especialistas de Cuerpo General del Ejército de Tierra.

Lleva el nombre del general Ricardo Piqueras Martínez (1906-1996), del Arma de Ingenieros, que dedicó una gran parte de su vida militar a la organización y dirección del Servicio de Automovilismo y la creación de la Escuela de Formación Profesional Obrera de Parques y Talleres de Automovilismo, posteriormente denominada Instituto Politécnico nº 1 del Ejército.

Hasta la fecha, se ha concedido a los siguientes premiados:

            2004,  al teniente coronel José Luis García Asensio.

            2009, al teniente coronel Roberto Incio Menéndez.

            2014,  al teniente coronel Mariano Ramón Pérez Jiménez.

            2019, al suboficial mayor Joaquín Martínez Briongos.