Archivo de la categoría: En nuestra memoria

‘Siempre en nuestra Memoria’. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.

«Nunca se olvidará el sacrificio de los  soldados del contingente español desplegado aquí, dando su vida por el  mantenimiento de la paz en este país. Es el mayor gesto de ayuda que un país puede recibir»; con estas palabras, dichas en la reunión previa al acto conmemorativo que tuvo lugar en Mostar, la ministra de Defensa de Bosnia-Herzegovina, Marina Pendes, quiso agradecer a España el esfuerzo realizado por los distintos contingentes durante los veintiséis años de misión de las Fuerzas Armadas españolas en su país. Estas palabras se enmarcaron en los actos conmemorativos, organizados por el Estado Mayor de la Defensa, en Sarajevo y Mostar, los días 18 y 19 de junio respectivamente, para honrar la memoria de todos los españoles fallecidos en misiones en el exterior, tras cumplirse25 años desde que los primeros soldados, bajo Bandera de Naciones Unidas, dejaron todo su esfuerzo y sus vidas en estas tierras.

'Siempre en nuestra Memoria'. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.
‘Siempre en nuestra Memoria’. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.
'Siempre en nuestra Memoria'. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.
‘Siempre en nuestra Memoria’. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.

La delegación militar española (compuesta por personal del Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire y la Guardia Civil) estuvo encabezada por el general González-Valerio, jefe de la División “Castillejos”, en representación del Jefe de Estado Mayor de la Defensa, general de ejército, Alejandre.

En Sarajevo, un nombre de ciudad que se hizo mito durante los años de asedio, y donde todavía sirven a la misión “Althea” de la Fuerza Europea (EUFOR, en inglés) militares españoles, tuvo lugar el primer acto. En “Camp Butmir”, ante el Monolito por los fallecidos de las Fuerzas Armadas españolas —una vez recibida la delegación por el jefe de EUFOR, general Martin Dorfer—, se depositó una corona de flores en recuerdo de todos los que dieron su vida por España en misiones en el exterior, y en eterno agradecimiento a todas sus familias. Esta corona fue depositada por el embajador de España en Bosnia-Herzegovina, José María Valdemoro, que estuvo presente en todos los actos, encabezando la delegación española, y el general González-Valerio.

'Siempre en nuestra Memoria'. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.
‘Siempre en nuestra Memoria’. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.
'Siempre en nuestra Memoria'. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.
‘Siempre en nuestra Memoria’. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.
'Siempre en nuestra Memoria'. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.
‘Siempre en nuestra Memoria’. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.

Al día siguiente tuvo lugar la ceremonia en Mostar. No podía elegirse otro lugar más emblemático que la plaza de España, en el corazón de Mostar, y que lleva un nombre que todos los mostareños guardan en su corazón. Lo dijo con palabras sinceras su alcalde, Ljubo Beslic, durante la reunión previa al acto: «Hace 25 años los ciudadanos de Mostar tenían una lejana idea de ese gran país llamado España, porque los contactos y la información eran escasos; hasta que empezaron a llegar los efectivos españoles, y ahora me encuentro en situación de agradecer y elogiar máximamente a todo el personal militar español desplegado aquí, en Mostar, por haber creado una imagen de España extraordinaria. Ellos fueron una gran representación de España, haciendo un trabajo profesional, que ayudaron tanto a esta ciudad y a todos sus ciudadanos; y quisiera agradecer muchísimo a todas las familias de los desgraciadamente fallecidos en el mantenimiento de la paz. No lo digo por cortesía, les prometo. Fueron unos tiempos extremadamente complicados para mantener la neutralidad, con el deseo de ayudar a todos los pueblos. Los españoles pueden estar orgullosos».

 

Galería Fotos Flickr:

Siempre en nuestra memoria//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

 

 

'Siempre en nuestra Memoria'. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.
‘Siempre en nuestra Memoria’. Homenaje a todos los que dieron su vida por España en Misiones en el exterior.

El homenaje a los fallecidos, bajo un cielo triste y una lluvia suave, también rememoraba a aquellos que se fueron cumpliendo con su deber en misiones. En el Monolito aparecen tallados sobre mármol los nombres de aquellos que dejaron su vida por la paz de Bosnia-Herzegovina, que siempre estarán en nuestra memoria y que no hay día que no se les recuerde, a ellos y a sus familiares, que tanto han dado. En palabras del general González-Valerio: «España mandó a sus soldados con la misión de ayudar al pueblo de Bosnia-Herzegovina, que vivía en una horrible guerra civil; para ellos fue el esfuerzo principal que dedicaron nuestros soldados con compromiso, coraje, imparcialidad y profesionalidad; esto creó un vínculo que todavía perdura, perdura tanto como el tributo de 23 militares y un intérprete españoles fallecidos en estas tierras en el cumplimiento de su misión».

Ese día formaban en la plaza de España jóvenes soldados españoles, algunos de los cuales no habían nacido cuando el primer militar español puso su pie en este país para trabajar en nombre de la paz y la libertad. Llegaron en un Hércules del Ejército del Aire, una sección del Regimiento de Infantería “Inmemorial del Rey” nº 1 (con sede en Madrid) y la Unidad de Música de la Fuerza Logística Operativa (con sede en La Coruña). Estos militares, que son depositarios del trabajo, del esfuerzo y de la dureza de aquella misión, pronto se dieron cuenta, formando en las calles de Mostar y paseando por la ciudad vieja, del cariño que se ganaron los 45.000 que les precedieron, luchando por la paz y dejando, 24 de ellos, sus vidas en sus calles.

EL RECUERDO MÁS DURADERO

J_DR_7231_1A mediados de junio, el JEME, general de ejército Varela, tuvo una audiencia con una representación de familiares de los militares que fallecieron en Bosnia-Herzegovina. A todos ellos se les entregó un ejemplar dedicado del libro Misión: Bosnia. La ruta de los españoles. A quienes no pudieron asistir, se les hará llegar. Este libro —elaborado por el DECET e impreso por el Ministerio de Defensa— quiere rendir el merecido tributo a todos los que pasaron por el país balcánico, y a sus familiares, que esperaron un regreso que en ocasiones no se produjo, dejando también vidas rotas lejos del país en guerra.

 

Norberto Ruiz Lima / Sarajevo y Mostar (B-H)

Fotografías: Iván Jiménez (DECET)

Antonio Fraguas “Forges”, in memoriam

Llegué hasta Antonio Fraguas, “Forges”, en diciembre de 2012, cuando fui destinado al Departamento de Comunicación del Ejército de Tierra (DECET) y comenzaba a prepararse la ceremonia de los Premios Ejército del año siguiente, los premios culturales más antiguos de España.

El equipo del Departamento tenía prácticamente todo encarrilado, salvo un par de cuestiones “sin importancia” que quedaban por resolver. La primera, no fácil de solventar en tiempos de crisis, era cómo conseguir fondos para la ceremonia de entrega de premios (patrocinios, créditos); y la segunda, más complicada todavía, quién sustituiría al genial Mingote, don Antonio, que había colaborado en los premios los últimos 20 años y recientemente había fallecido.

20093800408_e9c9e2fb3a_o
ANTONIO FRAGUAS “FORGES”, IN MEMORIAN

A la vista de que esta decisión se escapaba de nuestras atribuciones le hicimos una presentación al JEME, general Domínguez Buj, en la cual sometimos a su aprobación las líneas maestras de la Ceremonia y le planteamos la principal de las dudas que teníamos: la sustitución de nuestro ilustrador.

Varios fueron los nombres que presentamos, a cual mejor, pues el DECET había contado con los mejores viñetitas para la confección del calendario del Ejército de Tierra de 2012 que llenaron de color todos los meses de ese año.

La verdad es que el JEME al ver la lista no tuvo ninguna duda; desde el principio lo tuvo claro, Forges. Forges era nuestro hombre. A Mingote le hubiera encantado, pues era su heredero natural, por antigüedad, cariño entre los compañeros y prestigio. Nadie mejor que él podría sustituir al genial Mingote.

15757024438_6e473bac6d_o
Antonio Fraguas “Forges”, in memorian

Localizarlo no fue difícil y su fiel secretaria, Gloria, nos lo facilitó mucho. Antonio era nuestro vecino (vivía muy cerca del Cuartel General del Ejercito) y quedamos para comer en un restaurante próximo para explicarle nuestras intenciones. Cuando uno va a reunirse con un artista del prestigio de Antonio va cargado de prevenciones y argumentos, pues no sabe por dónde puede discurrir la reunión. Su sonrisa, su cordialidad, su sencillez y humildad nos desarmaron nada más verlo.

Ya totalmente desarmados, le explicamos lo que queríamos. Aquel año no era fácil, pues el argumento alrededor del cual se desarrollaba la ceremonia trataba de ese Ejército que miraba al futuro, moderno, útil y cercano al servicio de la sociedad española. Inmediatamente sacó un rotulador, y empezó a dibujar en una servilleta y escribió: ¿Dónde vas?  Al siglo XXI.

Como sucede con esta clase de grandes artistas, las distintas figuras fueron apareciendo cuando menos lo esperabas y en menos de cinco minutos ya tuvo un primer borrador. Era un helicóptero que volaba por encima de soldados de distintas épocas de nuestra historia desde la Edad Media hasta nuestros días.

15943786052_6535f9a87e_o
Antonio Fraguas “Forges”, in memorian

Después de ese primer encuentro se sucedieron las ocasiones, en las que acudió pronto a nuestra llamada y haciendo uso de su prodigiosa memoria nos contaba su Servicio Militar, que hizo en el Servicio Geográfico que antaño se ubicaba en los sótanos de lo que hoy es el Cuartel General del Ejército. Anécdotas que sazonaba con mil recuerdos de aquella época. Recordaba con mucho cariño a sus jefes, de los que se acordaba perfectamente de sus nombres y sus manías, de las dificultades de entonces y presumía de haber sido Artillero y furriel, sin ser cabo.

Durante cinco años hemos contado con su trazo magistral para centrar la Ceremonia de entrega de los Premios Ejercito y también con su compañía. En todas las ocasiones trasmitía cariño a la institución, preocupación por la formación de los jóvenes y un gran amor a España. Recuerdo que en una ocasión en la que nos vimos trajo un CD en el que una coral y una orquesta, creo recordar que de Navarra, interpretaba el himno nacional con una letra que él había escrito y de la que se sentía muy orgulloso.

27957405310_c4b85c64be_o
Antonio Fraguas “Forges”, in memorian

Las páginas de nuestros periódicos están llenas de maravillosos viñetistas que podrán hacer el relevo a Antonio Fraguas, FORGES, pero los que tuvimos la suerte de estar en aquellos momentos en la organización de los Premios Ejercito no olvidaremos la ilusión con la que compartía con nosotros las modificaciones que iba introduciendo en los bocetos, su sencillez para adaptarse a lo que nosotros necesitábamos y por supuesto el cariño con el que nos recibía como si lo nuestro fuera el mayor de los encargos; sin duda, es y será uno de los grandes, y cuanto tocaba lo hacía grande.

JBM