Archivo de la categoría: Cultura y Actos

MIGUEL HERNÁNDEZ EN LA ANTÁRTIDA

 Aunque bajo la tierra
 mi amante cuerpo esté,
 escríbeme a la tierra,
 que yo te escribiré.

Cierto es que a los poetas se les puede escribir a cualquier parte y desde cualquier sitio; pero nunca podía imaginarse que este año en el que se cumplen 75 años de la muerte del Miguel Hernández también se les pudiera escribir a la Antártida.

Miguel Hernandez en la Antártida
Miguel Hernandez en la Antártida

Con motivo de este 75 aniversario, los soldados españoles que están cumpliendo su misión de apoyo a las investigaciones científicas en Isla Decepción llevaron hasta la Antártida, donado por la Fundación Miguel Hernández, un pequeño busto en bronce que se inauguró colocándolo a orillas del océano junto al mástil donde ondea con los vientos antárticos la bandera española.

También se han llevado unos libros del poeta de Orihuela; y cuando fuera soplan tempestades, dentro de los barracones se oye un latido de cartas navegando hacia su centro, y en las muchas horas de frío y oscuridad Miguel acompaña a los componentes de cada campaña antártica en ´la base Gabriel de Castilla, repartiendo versos.

Miguel Hernandez en la Antártida
Miguel Hernandez en la Antártida

Ya sabemos que Miguel Hernández también está en la Antártida porque el Departamento de Comunicación del Ejército ha recibido este mensaje:

Recibido el material de la Fundación.
Pronto a cumplirse 75 años del fallecimiento del poeta Miguel Hernández (28 marzo 1942), desde la Base Antártica Española del Ejército de Tierra “Gabriel de Castilla”, agradecemos el detalle que la Fundación Miguel Hernández ha tenido con la Base y nos unimos a la conmemoración de este gran poeta.
 
Un cordial saludo
 
CTE. Jefe Base Antártica Española “Gabriel de Castilla”.
XXX CA ET.

Así que ya sabéis, también podéis dirigir vuestras cartas a la campaña Antártica, porque aunque bajo la tierra mi amante cuerpo esté, escríbeme a la Antártida, que yo te escribiré.

Miguel Hernandez en la Antártida
Miguel Hernandez en la Antártida

 

COLOMBIA Y ESPAÑA, JUNTOS DESDE QUE LAS COSAS CARECÍAN DE NOMBRE

En la ciudad de Santa Fé, a veinte de julio de mil ochocientos diez, y hora de las seis de la tarde, se juntaron los S.S. del M.I.C. en calidad de extraordinario, en virtud de haberse juntado el pueblo en plaza pública…, así comienza el acta del cabildo extraordinario de Santa Fé, donde se proclamó la independencia de Colombia.

COLOMBIA Y ESPAÑA, JUNTOS DESDE QUE LAS COSAS CARECÍAN DE NOMBRE
COLOMBIA Y ESPAÑA, JUNTOS DESDE QUE LAS COSAS CARECÍAN DE NOMBRE

Doscientos seis años después, un veinte de julio, en la ciudad de Sevilla, la cónsul colombiana doña Lucía Madriñán Saa celebró el acto conmemorativo del día de la independencia de su país; y este año quiso celebrarlo acompañada del ejército español  y haciendo un reconocimiento especial a los soldados colombianos que forman parte de las Fuerzas Armadas Españolas.

Entre ellos se encontraban el cabo de infantería Andrés Torres Arizmendi nacido en Palmira, Colombia que llegó a España junto su familia en el año 2000, y aquí echó unas raíces que lo convirtieron en uno de los nuestros. Decidió ingresar en las Fuerzas Armadas Españolas en el 2002. Desde ese momento hasta el día de hoy ha tenido varios destinos, entre los que se encuentran  la Brigada Paracaidista y la USBA El Copero donde está actualmente destinado. Durante este periplo ha participado en diversas misiones como puede ser la limpieza de las costas gallegas tras el desastre del Prestige, estuvo de misión internacional en Afganistán y, también en diferentes maniobras internacionales junto a Ejércitos como Portugal, EE.UU e Italia.

COLOMBIA Y ESPAÑA, JUNTOS DESDE QUE LAS COSAS CARECÍAN DE NOMBRE
COLOMBIA Y ESPAÑA, JUNTOS DESDE QUE LAS COSAS CARECÍAN DE NOMBRE

Diego Armando Motato Rodas es otro ejemplo de integración en nuestras filas. Soldado de Infantería, llegó desde Manizales (Colombia) junto a su madre en 2004. En el 2007 decide ingresar en el Ejército encontrando destino en el C.G FUTER (Sevilla) donde ha sido condecorado con una medalla al Mérito Militar distintivo Blanco. Además, actualmente, sin dejar de lado sus obligaciones como militar en estos momentos oposita a la Guardia Civil.

Ellos son la representación de otros muchos soldados que vinieron de las tierras hermanas de América para servir bajo nuestra bandera, y que recibieron el homenaje del consulado de Colombia. Esa es nuestra fuerza, la unión de todos y la lucha por los mismos valores de libertad; porque como dice el acta de independencia de Colombia: de la recíproca unión de los americanos y los europeos debe resultar la felicidad pública.

Ellos llegaron atravesando un océano a la que fue siempre su tierra, España. Y ahora Colombia les rinde un homenaje, en un acto al que acudieron autoridades civiles como el alcalde de Sevilla, el cuerpo consular acreditado en la ciudad, representantes de las universidades sevillanas y diversos directivos de empresas y entidades.
La representación militar estuvo encabezada por el Teniente General Jefe de la Fuerza Terrestre; asistieron también el Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Terrestre y el Comandante Naval de Sevilla.

Gracias, Colombia, siempre hemos estado juntos; desde aquel día en que el mundo era tan reciente que las cosas carecían de nombre; y Macondo era una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas blancas y enormes como huevos prehistóricos.