HOMBRO CON HOMBRO

La gota fría o Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) que afectó a amplias zonas de Baleares, Valencia, Alicante, Murcia, Almería y centro peninsular, del 9 al 16 de septiembre, va a pasar a la historia como una de las más devastadoras y catastróficas de la España moderna. Ríos desbordados, poblaciones y campos anegados, carreteras intransitables, personas incomunicadas, seis muertos y 4.000 evacuados es el balance que arroja este fenómeno.

48727895498_a5184c7935_o

Para los que han vivido en primera persona los efectos de este temporal, ver aparecer los uniformes de las Fuerzas Armadas en medio del caos era un alivio. Y es que el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire han estado en las zonas más afectadas en los momentos críticos, en apoyo a la Unidad Militar de Emergencias (UME).

En la Vega baja de Alicante, los componentes del Mando de Operaciones Especiales (MOE) evacuaron a más de 400 personas en distintas poblaciones. Ellos podían llegar a zonas donde otros no lo conseguían, gracias a su material y a la preparación con la que cuenta su personal. Hasta 70 de sus componentes estuvieron desplegados al mismo tiempo en diferentes puntos, incluido el equipo de buzos que se encontraba en el destacamento de cabo Roig y que, además de ser expertos en moverse en el agua, disponen de embarcaciones neumáticas. Estas fueron utilizadas para el traslado de personas que habían quedado aisladas en sus domicilios, entre las que se encontraban también varios niños.

Pero los rescates no fueron la única misión que se les encomendó a “los boinas verdes” durante esos días. También se vieron implicados en la búsqueda de un motorista que había desaparecido arrastrado por la corriente y que encontraron, desgraciadamente, ya sin vida; en la recuperación de un camión de bomberos que se averió; así como en el reparto de agua y comida.

La colaboración del MOE estuvo coordinada desde el dispositivo táctico que la UME estableció en Orihuela, formado sobre la base del Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM) III. Desde el otro dispositivo táctico, montado en Murcia a partir del BIEM I,  se organizaron las acciones de apoyo de la Brigada “Rey Alfonso XIII”, II de la Legión y de la Brigada “Almogávares”, VI de Paracaidistas.

La primera intervención de la Brigada II se produjo el día 12 por la noche, con la evacuación de un camping en cabo de Gata. En los días posteriores, su Batallón de Ingenieros colaboró con una unidad de máquinas en las tareas de retirada de lodo, limpieza de viales, y contención del agua.

48731774926_8789420e20_o

Los componentes de la Bandera de Infantería Protegida “Ortiz de Zárate” III se encargaron del desalojo de un hotel, del reparto de mantas y comida, y de achicar agua. Pusieron a disposición de la UME una compañía reforzada y 15 vehículos entre BMR, VAMTAC y camiones.

Nivel 2 de emergencia

Las actividades de apoyo del Ejército a la UME, dentro del nivel 2 de emergencia decretado, contemplaron también el despliegue de dos pelotones de Policía Militar —uno procedente del Batallón de Policía Militar I y otro de la Brigada II— para colaborar con la Guardia Civil en tareas de control y regulación del tráfico.

48750331077_ac03eb7756_o

Asimismo, el Regimiento de Especialidades de Ingenieros nº 11 desplazó una Unidad Técnica de Ingenieros desde Salamanca para la evaluación de daños y riesgos, y la Agrupación de Transporte montó un equipo para trasladar material de la UME. También estaba listo por si había que llevar a las zonas afectadas las 3.000 raciones de previsión que el Ejército había puesto a disposición de la UME —que había consumido su reserva—, y que finalmente no tuvieron que ser utilizadas.

En reserva, por si los peores pronósticos se cumplían, el Ejército tuvo unidades alertadas en todo el Levante —de las Brigadas II, VI, el MOE y el Mando de Transmisiones— y también en Baleares —de la Comandancia General de Baleares—. Por suerte, la situación fue mejorando y el día 19 por la noche se dio por finalizado el apoyo.

48731670672_25d9761028_o

Atrás quedaban días intensos, de duro trabajo, compensado con el agradecimiento de la gente, que despidió con aplausos su retirada, conscientes de que el Ejército había arrimado el hombro cuando más falta les hacía.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s