Del agua, al cielo. Conocer a … Soldado Romero.

Cuando el soldado Romero, destinado en el Batallón de Zapadores de la Brigada “Galicia” VII, se subió por primera vez a una piragua tenía 11 años. No imaginaba entonces que, empujado por su pala, llegaría a tocar el cielo con las manos.

Así se sintió el 9 de septiembre en Prado Vila Verde (Portugal) al proclamarse campeón del Mundo, junto a su compañero Óscar Graña, en la modalidad de aguas tranquilas C-2 (Canoas para dos participantes o palistas). «Nunca esperas ganar. Fueron unas condiciones muy duras y requirió de mucha estrategia», manifiesta el soldado.

Del agua, al cielo. Conocer a… Soldado Romero

Hace solo un año que ambos campeones comenzaron a remar juntos en competiciones. Graña ya había sido campeón del mundo en varias ocasiones y Romero fue subcampeón mundial en 2010 y 2013. Juntos formaron el equipo ideal, a base de un entrenamiento constante: «Es importante entrenar a diario, más aún antes de una competición», explica.

Además del entrenamiento, el compañerismo es fundamental para lograr el éxito. Ambos deportistas trabajan por remar en la misma dirección y conseguir el máximo impulso. El soldado gallego, natural de la localidad de Boiro (La Coruña), reconoce que el Ejército le ayuda a valorar la importancia del trabajo en equipo, algo que luego aplica en su afición al deporte y se traduce en triunfos.

Del agua, al cielo. Conocer a… Soldado Romero

Aunque solo hace un año que Diego Romero decidió alistarse en el Ejército, motivado por el servicio a España, reconoce que cada día se siente más atraídopor la profesión.

El militar, algunas veces, requiere de pequeños esfuerzos para compatibilizar su vida familiar, profesional y su afición por el piragüismo. Sin embargo, destaca que el Ejército se lo facilita en la medida de lo posible: «Cuando tengo que competir la unidad me facilita disponibilidad para entrenar».

A sus 27 años, recuerda sus inicios en el mundo de las piraguas cuando solo era un niño: «No había tenido ningún contacto previo, ni conocía a nadie que le gustara el piragüismo». Sin embargo, durante un viaje escolar, descubrió que el agua era lo suyo y, desde entonces, no ha dejado de “remar”.

Este año ya ha conseguido varios éxitos a nivel nacional —subcampeón en C1 5.000 metros, subcampeón de la Copa de Sprint C1, campeón en C1 y subcampeón en C2 en la II Copa de Maratón y campeón de España en C2— e internacional —el Campeonato europeo en C2, celebrado en el mes de julio, y el mencionado Mundial—.

Del agua, al cielo. Conocer a… Soldado Romero

Y es que la del soldado Romero es una historia que salpica de agua el cielo; no solo por sus triunfos deportivos, sino porque el gallego es un amante de la ornitología. «Me gustan, especialmente, las aves», señala.

Su vida transcurre muy en contacto con el medio natural, donde puede descubrir a los diferentes seres vivos que habitan en él. Sin perder el ritmo de su pala, mira al futuro con la ilusión de mantener el nivel que ya ha conseguido y seguir creciendo en este sueño de pasar del agua al cielo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s