Fernando Yarto, un elegido de la montaña

Fernando Yarto, un elegido de la montaña

Dhaulagiri, Pamir, Manaslu, Gasherbrum II, Sajama, Lothse, Pobeda, Cho-Oyu… son nombres que puedan sonar lejanos, pero quien ama la montaña conoce que son nombres de lugares donde sólo llegan los sueños. Los sueños y unos pocos elegidos para alcanzar cimas casi intocables.

Fernando Yarto, un elegido de la montaña
Fernando Yarto, un elegido de la montaña

Son nombres de esos lugares en los que el viento se convierte, a veces, en un animal silbador y cortante, el frío es un filo ciego; y la luz y la oscuridad llegan sin filtros, puras y demoledoras. En esos lugares se anda con pasos lentos y cuidadosos y la nieve se cose a la frente, a la boca; o bien resbalando sobre la superficie helada o deslizándose sinuosa cuando se encuentra con los perfiles de la montaña.
Actividades técnicas de montaña en los Alpes, Pirineos, Dolomitas, Montañas de Escocia, Picos de Europa, cordilleras de América del Sur, y todas esas otras cumbres que no se alcanzan, se coronan. Y esas cumbres se dejan coronar únicamente por aquellos que les dejaron todos sus desvelos, sus noches y sus días; por aquellos que conocen de dónde brota el agua más fresca y más alta, que saben que la fuerza de finos y poderosos dedos y fibrosas y delgadas piernas te pegan a la pared; por aquellos que siempre amarán la montaña, allá donde sus corazones arden con el frío, con la lluvia, con el viento y con el cielo más limpio que puede verse.

Fernando Yarto, un elegido de la montaña
Fernando Yarto, un elegido de la montaña

 

Se nos ha ido el comandante Fernado Yarto, uno de los elegidos por la montaña, uno de aquellos pocos cuyo nombre aparece escrito en muchas cumbres, uno de aquellos que vivió el sabor del éxito y también el dolor de caídas imposibles. Fernando Yarto, un escogido de la montaña, que cuanto sabía lo entregaba sin pedir nada a cambio, como profesor de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales. Miembro del Grupo Militar de alta Montaña, con quienes sólo le quedó pisar la luna.
Ha muerto en su montaña, viendo sus cumbres desde Batiellas, de noche, durante un ejercicio con fuego real. Fernando, un elegido de la montaña.

Fernando Yarto, un elegido de la montaña
Fernando Yarto, un elegido de la montaña

Un comentario en “Fernando Yarto, un elegido de la montaña”

  1. Pues si, se nos ha ido y todavía no me lo creo.
    Llevaba la montaña en vena, pero también el mundo militar y lo digo con conocimiento de causa.
    Nos presentamos a los Premios del Ejército de Tierra con el trabajo sobre el Grupo Militar de Alta Montaña y él nos estuvo ayudando, no sólo explicándonos el mundo de las expediciones sino también explicándonos en que consistía el mundo militar. tan lejano para unos chavales de 4º de Primaria.
    Recuerdo que para dicho trabajo le pregunté sobre la posibilidad de poner a los caídos pertenecientes al GMAM y su respuesta fue ” por supuesto”. Ironías del destino, 2 años después te tendríamos que poner a tí, Comandante Yarto.
    Estoy segura de que por su cabeza rondaban multitud de proyectos montañeros. En fin, la vida no es justa
    Hasta siempre

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s