Entrevista a Pilar Cañizo, presidenta de ANAA

LAS CIFRAS DE  ABANDONO EN ESPAÑA SON VERGONZOSAS

Pilar Cañizo, presidenta de ANAA
Pilar Cañizo, presidenta de ANAA

La Asociación Nacional de Amigos de los Animales (ANAA) —una de las muchas organizaciones que trabajan en España para paliar las consecuencias del abandono masivo de mascotas— surgió en 1992, cuando varias personas preocupadas por el bienestar animal decidieron cambiar la situación de un centro que estaba funcionando en condiciones muy deficientes. Una de ellas fue Pilar Cañizo, actualmente presidenta de la asociación.

¿A cuántos animales han ayudado en este tiempo? ¿Cuál es la media anual? A más de 30.000 animales. Empezamos acogiendo a 200 en 1992 y, en la actualidad, rescatamos cerca de 2.000 cada año, principalmente, perros y gatos.

¿Qué estimación de número de abandonos manejan anualmente en España?, ¿y en la Comunidad de Madrid (región donde trabajan)? No hay unas estadísticas oficiales, pero los datos que se manejan rondan los 180.000 animales en España y unos 15.000 en Madrid. Probablemente estos datos se quedan cortos porque no se contabilizan todos los centros de acogida, ni los animales que son atropellados o los que quedan vagando y no llegan a ser recogidos. Son unas cifras vergonzosas, y de las más elevadas de la UE.

¿Cuáles son las causas del abandono y del maltrato de animales en España? El problema reside en que no hay una conciencia extendida de tenencia responsable. Hay un exceso de cría sin control por parte de particulares, fuente de los abandonos por haber más animales que potenciales dueños responsables. Además de mucha facilidad para conseguir animales, sin reflexión previa y sin filtro. En el caso de los perros de caza el animal es considerado una “herramienta desechable”. Aún hay mucha impunidad ante el abandono y el maltrato, y poco rechazo social en algunos ámbitos.

¿Cómo se podría atajar esta situación? Fomentando la tenencia responsable, que implica un compromiso de por vida con el animal, aportándole los cuidados necesarios, controlando la natalidad mediante la esterilización para evitar nacimientos no deseados y que se suman a la superpoblación.También fomentando la adopción frente a la compra. Y, finalmente, efectuando inspecciones y controles para garantizar el cumplimiento de los requisitos que marca la ley, imponiendo las sanciones que correspondan si hay incumplimiento.

¿Cómo se lleva a cabo un rescate? En ANAA hay un grupo de voluntarios especializados en rescate de animales que no se dejan coger fácilmente. Los casos de este tipo de animales que llegan a la asociación se planifican y se realizan con medios y técnicas especiales. Desgraciadamente, hay lista de espera y es muy duro tener que evaluar los casos y darles un orden de prioridad porque no podemos dar respuesta inmediata a todos ellos.

Imagen de animales acogidos por la asociación
ANAA acoge cada año a más de 2000 animales abandonados

¿Qué acciones de concienciación realizan desde la asociación? Actuamos a varios niveles. Desde ANAA Educa nos dirigimos a niños y jóvenes, a través de visitas al centro de adopción y talleres en centros educativos.  En la Sala de Formación de nuestro centro también se están impartiendo cursos y talleres dirigidos a particulares y a profesionales de la enseñanza y relacionados con los animales (veterinarios, educadores…). A través de eventos, así como de la web y las redes, también tratamos de formar y concienciar, además de implicar a más personas para que difundan el mensaje de respeto a los animales y de ayuda a los más desfavorecidos. Participamos en grupos de trabajo y formamos parte del Consejo Asesor de Bienestar Animal de la Comunidad de Madrid, para establecer protocolos y normas que regulen el sector de los animales de compañía y mejorar el marco normativo.

Denos razones para adoptar en vez de comprar. En ANAA creemos que un animal no se debe comprar ni vender, porque pensamos que “un amigo no se compra”. Partiendo de esa base, las razones para adoptar son la posibilidad de conocer el carácter de cada animal y sus necesidades, recibir asesoramiento sobre cuál es el más adecuado para el estilo de vida del “propietario” y características de su familia y vivienda. Se trata de encontrar el animal para conseguir una relación positiva y duradera cuando forme parte de la unidad familiar. Otra razón es que los animales se dan con mayores garantías sanitarias, (exhaustivo control veterinario, microchip, cartilla de vacunas y desparasitaciones al día, pruebas y análisis, esterilización…) y hay un respaldo de la asociación durante toda la vida del animal. Además, en nuestro caso, un animal adoptado tiene precios especiales en el centro veterinario ANAA durante toda su vida. Y, por supuesto, porque se está contribuyendo a dar una respuesta positiva al abandono, y permitiendo que otro animal necesitado ocupe el lugar del adoptado en nuestro centro.

En ANAA creemos que un animal no se debe comprar ni vender, porque pensamos que “un amigo no se compra”.

¿Qué se debe hacer si alguien es conocedor de una situación de maltrato o abandono de un animal? Lo importante es recabar los datos de localización, situación de los animales (con fotos o vídeos mejor), si es posible aportar los datos del propietario y dirigirse a la asociación más cercana para proceder a la denuncia, bien personalmente o a través de la asociación.

¿Qué secuelas le quedan a un animal que ha sido abandonado o maltratado? Las vivencias de cada animal tienen una amplia casuística y las secuelas que puedan quedarle, físicas o psíquicas, dependen de cada caso concreto. Lo que sí es un factor común que nos sigue asombrando, es la capacidad y la voluntad de recuperación de estos animales en el momento que tienen un mínimo de ayuda, y un entorno seguro y acogedor. La gran mayoría deja atrás esas vivencias y responde devolviendo con creces el cariño que se les da. No dejan de darnos lecciones de dignidad y superación.

¿Se tiene un control sobre los adoptantes? ¿Deben pasar algún filtro o puede adoptar cualquiera? La persona que adopta firma un contrato de adopción con la asociación en el que se compromete a cuidar adecuadamente del animal. Desde ANAA se efectúa un seguimiento del animal, especialmente en la fase inicial, para apoyar la adaptación al nuevo hogar y para asegurar que esté siendo correctamente atendido. En principio, cualquier persona mayor de edad puede adoptar. Estudiando sus circunstancias se valora la viabilidad de que pueda atender debidamente a un animal. Si es viable, se trata de encontrar el animal más compatible para conseguir la integración en el nuevo hogar.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s