Hermanos Rivero: de Bótoa a Mali en familia

Los hermanos Rivero son tres : Sandra, cabo, 35 años; Antonio, cabo, 33 años; y Alonso, soldado, 31 años. Están destinados en el Batallón de Infantería de Carros de Combate “Mérida”, del Regimiento Acorazado “Castilla” nº 16, que tiene su sede en Bótoa (Badajoz). Por circunstancias de la vida, desplegaron juntos en Mali en 2016.

Esta coincidencia no suele darse muy a menudo, y muy pocos militares han vivido una experiencia así, por eso uno se pregunta
cómo debe de ser y también por las posibles ventajas y desventajas que puede suponer.

Alonso, Sandra y Antonio son el soldado Rivero y los cabos Rivero, respectivamente
Alonso, Sandra y Antonio son el soldado Rivero y los cabos Rivero, respectivamente

«Para mí es un apoyo, sobre todo cuando te toca celebrar las Navidades tan lejos de casa. Así, al menos, las pasas con la mitad
de tu familia», explica la cabo Rivero, la pionera de los hermanos en ingresar en el Ejército, hace ya 16 años. Ella ya había vivido una experiencia similar, en 2006, en Kosovo con su hermano Antonio. En esa ocasión, el pequeño, Alonso, no les pudo acompañar, ya que se había incorporado al Batallón en junio de 2004 —partieron
hacia Kosovo en noviembre de 2006, pero habían empezado a preparase en mayo—. Dada la antigüedad del soldado, aún no
le correspondía desplegar en el exterior. «Lo más duro sería que nos pasara algo, porque, además, nuestros padres están separados. Es una posibilidad, lo sabemos, pero hay que asumir ese riesgo.
Este es nuestro trabajo», sentencia la cabo Rivero.

Según Antonio, el cabo Rivero, «ha sido una bonita experiencia para nosotros, aunque, claro, mi madre en España lo ha pasado un poco mal». Lo que sí es cierto es que, en el despliegue, volaron por
separado. Primero lo hizo la hermana y, después, ellos dos. Una medida que, de alguna forma, minimizaba el riesgo de que su familia pudiera perder, en caso de accidente, a tres de sus miembros.

Los tres hermanos de misión en Mali
Los tres hermanos de misión en Mali

Para el soldado Rivero, esta ha sido su primera misión fuera del territorio nacional: «Es una experiencia que me ha gustado mucho y, obviamente, el hacerlo junto a mis hermanos también ha sido muy positivo. Soy muy raro para comer y ellos han estado encima de mí para que probara algunos platos que en España jamás hubiese tomado».

Texto: Clara Beni

Un pensamiento en “Hermanos Rivero: de Bótoa a Mali en familia”

  1. Con sus grandes distancias, me he acordado de ”Salvar al soldado Ryan”
    Bufff…los padres…no me lo quiero ni imaginar. Yo tengo un hijo que todavía no se ha estrenado en misiones, y no sé como lo llevaré. Él deseando.

Responder a Jara García Cancelar respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s