ARTILLERO COCA MILITAR Y ARTISTA HIPERREALISTA

Nunca una lesión fue una bendición más grande . Si no hubiese sido por los ocho meses de baja que el soldado Coca, del Regimiento de Artillería de Costa nº 4 (Cádiz), tuvo que cogerse hace tres años, ahora no podríamos deleitarnos con unos dibujos tan bellos.

Soldado Coca
Soldado Coca

Su maestría con el lapicero y el carboncillo, pese a haber cursado el bachillerato artístico, hubiese seguido pasando inadvertida.

Unos años después de terminar el instituto, cumplidos los 24, ingresó en el Ejército y se olvidó de su faceta artística: «Fue el aburrimiento, por estar tantos meses en casa, el que me hizo volver a coger el grafito y ponerme a dibujar», confiesa.

Su estilo hiperrealista y su preferencia por el retrato hacen que su trabajo parezca más bien salido de una cámara fotográfica que de una mano humana.

Hiperrealismo
Hiperrealismo

Desde aquella providencial lesión, este artillero ya ha participado en varias exposiciones colectivas, si bien el hecho de emplear solo sus ratos libres aún no le permite disponer de material suficiente para una exposición individual. «Cada obra me lleva de un mes a dos meses y medio de trabajo, dependiendo de las necesidades del servicio en mi Batería y los momentos que le pueda dedicar», explica el soldado Coca. Además de dibujar para su futura —y esperemos que próxima— muestra individual o para participar en concursos —Figurativas 2015, convocado por la Fundación de las Artes y los Artistas de Barcelona, en colaboración con el Museo Europeo de Arte Moderno; o el Ashurst Emerging Artist Prize  2016, convocado por la firma de abogados Ashurst de Londres—, el militar realiza retratos por encargo. El resto de su obra, por supuesto, también está a la venta. Por eso, si se tiene el dinero suficiente, no hay excusa para no exhibir un Coca en el salón de casa.

Autor: soldado Coca
Retrato

Quién le iba a decir a ese niño gaditano que, en las décadas de los ochenta y noventa, se entretenía pintando a los personajes de sus series de dibujos animados de televisión favoritos, que, con trabajo y esfuerzo, depurando poco a poco la técnica, llegaría a alcanzar una calidad tan notoria. Así, el soldado Coca se ha hecho un hueco entre los seguidores de la difícil técnica del hiperrealismo y se ha consagrado como un consumado retratista. De hecho, ya ha pasado a engrosar la cartera de artistas de la asociación Arte Militar.

 

Texto: Clara Beni

Fotos: RACTA 4 y Artillero Coca

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s