UN VETERANO DE RÉCORD GUINNESS

El pacense Francisco Núñez cumple 112 años recordando su paso por las filas del Ejército de Tierra y la estancia en África, tras el desembarco de Alhucemas

Francisco Núñez cumple 112 años recordando su paso por las filas del Ejército
Francisco Núñez cumple 112 años recordando su paso por las filas del Ejército

Es curioso cómo la memoria a veces nos juega malas pasadas y no conserva todo lo que nos gustaría retener en ella, mientras que otras conseguimos detallar hasta lo más irrelevante, aunque hayan pasado decenios… Es lo que le pasa a Francisco Núñez Olivera, de Bienvenida (Badajoz), que el 13 de diciembre cumple 112 años —es el hombre más viejo de España y el tercero más viejo del mundo—. Tras 90 años de su paso por el Ejército de Tierra aún puede revivir aquellos días en el Rif…

Francisco entra en la caja de reclutas de Zafra el 10 de agosto de 1925 (días más tarde le entregarían su cartilla de filiación, que aún conserva). Unos meses después (el 29 de marzo de 1926) se incorpora al Regimiento de Infantería “Serrallo” nº 69, de guarnición en Ceuta, donde jura Bandera en mayo y comparte experiencias de todo tipo en una región exótica, desconocida y peligrosa para tantos quintos que cumplían allí su servicio militar obligatorio.

Francisco Núñez recibió su cartilla militar en Bienvenida el 31 de agosto de 1925
Francisco Núñez recibió su cartilla militar en Bienvenida el 31 de agosto de 1925
Cartilla militar nº1212794
Cartilla militar nº1212794

La situación en la zona, tras el desembarco de Alhucemas y la detención de Abd-el- Krim, era más favorable para los españoles, pero distaba mucho de ser tranquila, pues el desarme de las cabilas en unos casos era más complicado que en otros y se exigía una actuación firme y enérgica de las tropas españolas y francesas (cada una en su área de influencia). Las incursiones eran frecuentes y se fue ganando terreno poco a poco. Allí llegó Francisco y pudo vivir, con la inocencia de sus 21 años (como tantos otros jóvenes españoles), la incertidumbre de la espera de un ataque, la crueldad de los enfrentamientos y la manera en que combatían los oriundos de la zona… «Allí había mucha tela», comenta al rememorarlo.

Su compañía estuvo destacada en Tasarines, donde sufrieron un ataque enemigo en la defensa de la posición de Ocbada.

No obstante, la sensación que más impregna aquellos recuerdos es la del compañerismo, la lealtad, las enseñanzas de su mando de unidad, que fue como un segundo padre para él… Y tal fue su cariño por esta vida, que ha comentado a quienes le conocen que le hubiera gustado quedarse de militar. Sin embargo, en esa época era normal que el futuro laboral lo marcara la tradición familiar.

Así pues, tres años después de empezar —la mili solía tener esa duración— se licenció y comenzó a trabajar de jornalero en el campo familiar, donde tenían sembrados cereales, viñas y olivos; al acabar la jornada, parada “obligatoria” en el casino, que es donde se fraguaban las amistades. En su juventud se ganó el apodo de El Marchena, pues él, bastante coqueto, en una ocasión se compró un abrigo del estilo de los que llevaba el famoso cantaor sevillano Pepe Marchena y, ya se sabe, en los pueblos no hace falta más para que te pongan un mote…

Hubo un paréntesis en su vida de agricultor: cuando el 8 de agosto de 1936 cayó Bienvenida, lo movilizaron hasta el final de la Guerra Civil, y se ocupó de vigilar la línea férrea Mérida-Los Rosales, para evitar la colocación de cargas explosivas que la inutilizaran.

En la actualidad, sus hijas María Antonia y Milagros, de 80 y 77 años respectivamente, le cuidan; especialmente la primera, que es soltera y vive con él. Otros dos hijos y su mujer fallecieron hace años. Es el precio de vivir tanto tiempo, ver a tus seres queridos marcharse para siempre…; la parte positiva, tener multitud de anécdotas que contar a tus descendientes, así como poder comparar, con la madurez que dan los años, cómo eran las cosas antes y cómo son ahora. Y es que, aunque nosotros ya estemos acostumbrados, para muchas personas que superan los 100 años saber si mañana lloverá no deja de ser algo casi mágico.

El truco para vivir tanto no lo sabemos, pero en el caso de Francisco parece que tiene algo que ver el trabajo en el campo, la tranquilidad de las zonas rurales o una alimentación basada en verduras y legumbres. De momento, está a punto de cumplir 112 años, así que: ¡Muchas Felicidades!

 

CHARLES RAGSDALE

Esta y otras historias no están pasando desapercibidas gracias a Charles Ragsdale, un fotógrafo estadounidense y autor del proyecto Generaciones, un ensayo fotográfico que consiste en hacer retratos de españoles mayores de 105 años junto a su descendiente más joven. De este modo quiere dejar el recuerdo de 26 personas, de diferentes comunidades autónomas, que superan los 105 años de edad —hay un total de 232 en España—. F. Javier Rodríguez (historiador y cronista oficial de Bienvenida) escribirá los textos de un libro que complementa la exposición.

3 comentarios en “UN VETERANO DE RÉCORD GUINNESS”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s