HT-29 ‘Caimán’: El deseado

SE HA HECHO DE ROGAR PERO YA ESTÁ AQUÍ. El nuevo NH-90 de fabricación española y denominado HT-29 Caimán se ha convertido en realidad tras más de una década de espera.

 Fruto de un programa de armas muy ambicioso que se inició en el año 2005, la crisis económica y los sucesivos retrasos en las entregas lo habían convertido en un objeto de deseo que parecía inalcanzable. Pero al final ha resultado que esa espera ha tenido su lado bueno, ya que ha permitido introducir en el modelo español todas las mejoras, así como corregir todos los errores que se han ido detectando en unidades entregadas con anterioridad.

El Caimán de 2016 es el mejor de los NH- 90 posibles y, por eso, otros países, también clientes de este modelo de helicóptero, como Francia o Alemania, lo miran ahora con interés.

El Ejército de Tierra recibió las dos primeras unidades el 8 de septiembre. El acto formal de entrega y la firma de la cédula de recepción se realizó en la base “Coronel Maté”, de Colmenar Viejo (Madrid), sede del Cuartel General de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET).

La previsión es que, entre finales de este año y primeros del siguiente, se les sumen algunas más. A partir de entonces se entregarán unidades progresivamente hasta completar una cifra de 22; 16 serán para el Ejército de Tierra y 6 para el Ejército del Aire.

Con esas previsiones, el Ejército confía tener capacidad para desplegar una patrulla de estos helicópteros en el exterior, de forma autónoma, para 2018, y convertirse en «punta de lanza» del Ejército, en palabras del jefe de las FAMET, general García Blázquez.

La producción de estos helicópteros también supone un enorme impulso a la industria nacional de Defensa, ya que su lugar de ensamblaje es la fábrica de Airbus de Albacete, y todos los sistemas que incorporan han sido diseñados y producidos íntegramente en España.

RENOVACIÓN PROGRESIVA

El HT-29 Caimán está a la vanguardia de todos los avances técnicos, y servirá para renovar una flota ya veterana de helicópteros medios de transporte. Su incorporación será paulatina, por lo que convivirán durante un tiempo con los HU-10, los Augusta Bell 212 —a los que sustituirán en primer lugar y por orden de antigüedad—los Superpuma y los Cougar. La idea es conseguir que en futuro exista una sola familia de helicópteros medios, común para todas las Fuerzas Armadas.

LUGAR DE “RESIDENCIA ”: ARGONCILLO”

Las dos unidades recién estrenadas se encuentran ya en el acuartelamiento “Héroes del Revellín” de Agoncillo (La Rioja), sede del Batallón de Helicópteros de Maniobra (BHELMA) III. Una circunstancia que, como no pueden disimular en el Batallón, les hace ilusión. Sus componentes llevaban tiempo esperándolos, tenían ganas de que llegasen los primeros, y, por eso, no esperaron ni un día para empezar a programar vuelos con ellos.

A día de hoy, en el BHELMA III ya hay formado personal de tripulación y de mantenimiento. De momento son seis pilotos —que han realizado su preparación con la empresa Airbus entre Albacete y Francia—, que llevarán a cabo la fase de instructor para formar a sus compañeros, ocho mecánicos y seis especialistas en aviónica.

Las instalaciones de Agoncillo se han estado preparando para recibir a sus nuevos “inquilinos” y, aunque aún quedan cosas por hacer, cuentan con lo necesario para empezar a operar con estas modernas aeronaves.

Coronel Díaz, jefe del programa.

«Hoy tenemos un helicóptero de última generación pero esto es solo el principio de lo que queremos. Ahora empieza lo difícil».
Comandante Valdivielso , piloto del BHELMA III.

«Este helicóptero está a la vanguardia de todos los avances técnicos y nos va a permitir cumplir con la misión en todo teatro y todo tiempo».
General García Blázquez, jefe de las FAMET.

«Aquí confluyen y se materializan los esfuerzos por dotar a las Fuerzas Armadas de un helicóptero moderno que nos permita ser más operativos».
Pedro a. Fuster , jefe de la Subdirección de Programas de la DGAM.

«El programa español es referente hoy en día para otros países, como ya sucedió con la versión española del Tigre».

 

NO CAMBIA NADA, PERO CAMBIA TODO

Aunque el nuevo NH-90 está a la vanguardia de todos los avances técnicos, conserva características similares a las de modelos ya existentes. Mejora en aspectos como la velocidad o las comunicaciones, pero su punto fuerte son otras características, muchas de ellas exclusivas de este helicóptero militar. Con el Caimán se está más cerca de poder cumplir la misión en cualquier situación; aunque ésta no cambia, sí lo hacen las condiciones en las que se desarrollan, gracias a elementos como estos:

▶ Todos los sistemas de abordo se integran de forma digital y se presentan a demanda de los pilotos en cinco pantallas digitales multifunción que permiten personalizar la información en función del momento del vuelo y de la misión que se esté llevando a cabo.

▶ La visera del casco de los pilotos permite proyectar los parámetros más importantes para el vuelo (velocidad, altitud, potencia…) así como la visión nocturna e infrarroja, lo que hace que durante el vuelo táctico a baja altitud, no haga falta perder de vista el terreno para obtener dicha información.

▶ Integración de equipos, todos hablan entre sí.

▶ Sistema para evitar la congelación atmosférica (engelamiento) de los sistemas cuando se vuela a gran altitud con lo que se amplía la capacidad de vuelo instrumental (no se tienen referencias visuales del exterior).

▶ Materiales compuestos más ligeros: fibras de vidrio, carbono o kevlar.

▶ Muchos de los sistemas están duplicados, triplicados y hasta cuadruplicados, lo que aporta más fiabilidad y capacidad de supervivencia.

▶ Sistema de navegación autónoma puntero con un generador de mapas que da la ubicación exacta del aparato y del terreno, lo que da mucha conciencia situacional y descarga al piloto en situaciones de estrés.

▶ Plegado del rotor principal y del puro de cola, un punto importante en el embarque en buques de proyección.

▶ Rampa trasera, que hasta ahora solo tenía el helicóptero Chinook.

▶ Piloto automático muy mejorado, que permite que el aparato realice determinadas maniobras por sí solo.

▶ Turbinas muy potentes que permiten cumplir la misión con altas temperaturas o a gran altitud.

 

Recepción de los dos primeros helicópteros HT-29 Caimán //embedr.flickr.com/assets/client-code.js

 

FICHA TÉCNICA

Tripulación: tres personas (dos pilotos y un mecánico).

Misiones según configuración: helitransporte de personal (22 máximo), helitransporte de cargas (tanto internas como externas), evacuación sanitaria, recuperación de personal aislado, etc.

Peso : 6.500-10.600 kg.

Motores : dos de General Electric CT7-8F5 de 2.500 CV.

Dimensiones (con el cono de cola sin plegar ): longitud máxima: 19,56 m (con rotores), anchura máxima: 4,52 m (con estabilizador horizontal), altura en rotor principal 4,25 m.

Dimensiones (con el cono de cola ple gado ): longitud: 16,64 m, anchura 3,82 m y altura en el rotor principal 4,25 m.

Diámetro rotor principal : 16,30 m.

Diámetro rotor de cola : 3,20 m.

Techo máximo : 13.500 pies.

Autonomía máxima : 4 h y 35 min.

Velocidad máxima de crucero : 285 km/h.

Velocidad máxima en ascensión: 1.710 pies/m.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s