EN LOS LUCEROS ESTÁS, SOLDADO DOMINGO VIELBA RIVILLO

El pasado día 26 de junio, con gran dolor para los que, alguna vez “compartimos trinchera con él”, nos dejó nuestro entrañable Coronel Domingo Vielba Rivillo.

blo-corvielbaEmbarcó, de la mano de la Virgen Inmaculada Concepción, en un viaje preparado con calma y serenidad por él y los suyos, ante el apremio de una enfermedad que le avisaba poco a poco de que estaba próximo el momento de rendir  su impecable lucha ante  Nuestro Señor de los Ejércitos.

Una grave enfermedad nos lo arrebató, pero no lo hizo sin resistencia alguna pues tres años estuvo batallando valerosamente contra ella, combatiéndola como si del peor adversario se tratara. Aplicó en el combate todo lo aprendido en su vida militar, tanto en la Academia como en las unidades en las que estuvo destinado. Aún sabiéndose rodeado por el enemigo y en un acto de heroicidad digna de los mejores soldados españoles, pereció sin rendir la posición, no sin antes encomendarse a Dios y a su protectora a la que dedicó sin zozobra un piadoso y espontáneo “Salve Regina”.

Nos dejó un gran militar, pero además una gran persona e hijo, hermano cariñoso, padre atento y esposo enamorado.

Allá en las unidades donde sirvió (Guardia Real, Academia de Infantería, Gabinete del JEMAD, UME, Regimiento de Infantería “Asturias” 31, SEGENMAPER y EME) fue el  modelo de militar – honrado, sacrificado, preocupado y confidente para sus subordinados con los que tuvo un exquisito trato y siendo siempre ecuánime y justo. Era su estilo.

Domingo, fue un ejemplo de valores castrenses, los ejercía y trasmitía. Fue un referente permanente para todos sus subordinados, superiores y compañeros, siempre desde la discreción y sin ningún afán de “figurar”

Como persona actuó en el teatro de operaciones civil como ese excelente militar que fue, aplicando los valores castrenses a ese “menos entrenado” escenario. Pero fue en su casa, a su familia, a quien trasmitió lo mejor de él, su fuerza vital y voluntad ante la adversidad y ante esa tan grave enfermedad que padeció.

Finalmente nos dejó no sin antes darnos una gran lección a todos: la importancia de los valores castrenses aplicados a todos los aspectos de la vida y de la muerte, destacando entre ellos el compañerismo; valor éste que quiso de manera expresa que sus hijos lo sintieran en el día de su despedida.

El Funeral oficiado en la Catedral de Alcalá de Henares por el Coronel Vielba el 28 de junio de 2016, estamos seguros que algún día figurará en los anales de la Historia del glorioso Ejército de Tierra Español. Allí estuvimos muchos y de muy diversa procedencia. No podemos dejar de hacer especial mención a sus compañeros de la XLII Promoción de la Academia General Militar que acudieron “todos a una “desde toda la geografía española a rendir los honores debidos, el respeto obligado  y la camaradería más que aprendida  al que siempre fué “su primeraco”. El resto de compañeros de Armas lo percibimos así con satisfacción, orgullo y, por qué no decirlo, con una emoción muy difícil de contener y, por supuesto, de olvidar.

Sólo queda dar las gracias a Domingo por formar en nuestras filas de la Tierra y pedirle que nos prepare el terreno para los que algún día merezcamos estar, como él, junto al Altísimo.

EN LOS LUCEROS ESTÁS, SOLDADO DOMINGO VIELBA RIVILLO.

2 pensamientos en “EN LOS LUCEROS ESTÁS, SOLDADO DOMINGO VIELBA RIVILLO”

  1. Yo le conocí en la UME, y era una persona excepcional, excelente Jefe, estuve a sus órdenes, siento mucho su perdida, Descanse En Paz , mi apoyo a toda su familia, compañeros y amigos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s