¡TODOS DE MANIOBRAS!

Cuando el Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad se puso en marcha para las Trident Juncture y la soldado Saskya Fernández Duncum y su marido, el cabo Enrique Villena, prepararon su equipaje y material con destino a San Gregorio y Chinchilla; otro convoy logístico salía de Abengibre (Albacete) con rumbo a Valencia con el objetivo de cuidar de sus dos hijos, de ocho y dos años. En ese otro convoy viajaban la madre y el padre de su marido, para iniciar durante cuarenta días esas otras maniobras en casa de Saskya.

Todos de maniobras
Todos de maniobras

La soldado Duncum está destinada en el Cuartel General de Alta Disponibilidad en Bétera (Valencia) en la Oficina de Comunicación y su marido en el Batallón de Apoyo del mismo Cuartel General, y si diariamente tienen que conciliar trabajo y familia; la cosa se torna un poco más complicada cuando su unidad sale de maniobras y, como en el caso de estas Trident, las maniobras más grandes realizadas por la OTAN en veinte años, los dos tienen que estar cuarenta días fuera de casa.

Pero, afortunadamente, la madre y el padre de su marido, rápido, se ponen en marcha desde la localidad de Abengibre (Albacete) hasta Valencia para que sus hijos sigan bien atendidos y noten lo menos posible su ausencia.

Todos de maniobras
Todos de maniobras

La soldado Duncum no ha querido perderse estas maniobras y como ella dice: “somos militares y éste es nuestro trabajo. Mi marido y yo procuramos conciliar lo mejor posible nuestra profesión y nuestra familia; y por ahora, nunca hemos pensado en acogernos a ninguna de las posibilidades que el Ejército ofrece para la conciliación”; aunque reconoce que sin la ayuda y el apoyo de su suegra sería muy difícil; por eso insiste y no para de contarnos lo que agradece el apoyo que le dan sus suegros; “que dejan su hogar para venir al mío, durante tantos días”.

Si Saskya y su marido dan las gracias a sus padres por tan inestimable ayuda, también se las da el Ejército, sabiendo que cuando sus componentes salen de maniobras, esa otra maquinaria también se pone en marcha para cuidar a quienes se quedan en casa.

Además, este año, nos cuenta la soldado Duncum; “vuelvo a casa el mismo día que mi hijo cumple 9 años; ¡normalmente casi siempre me ha cogido de maniobras!”.

Pues…, ¡Feliz cumpleaños, campeón!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s