Cualquier militar hubiera hecho lo mismo que yo

Hay profesiones que implican siempre algo más que el acudir cada mañana al puesto de trabajo, cumplir con la obligación diaria y volver a casa por la tarde. Hay profesiones que implican mucho más que eso.

Y una de esas profesiones es la de ser militar. Para eso están los buenos soldados; para acudir y ayudar allí donde se les demande, vayan de uniforme o de paisano; para prestar auxilio en cualquier lugar y en cualquier momento a quien lo necesite; y para que todos vivamos más seguros y más libres.

El soldado Francisco Cerezo lo sabe bien y lo demostró el pasado 29 de agosto cuando arriesgó su vida para salvar la de una niña en cuya vivienda se había declarado un incendio.

soldado Francisco Cerezo
soldado Francisco Cerezo

“Cualquier militar hubiera hecho lo mismo que yo”, contesta con naturalidad. ¡Claro!, cualquier militar hubiera hecho lo mismo que tú, porque para eso están los buenos soldados.

Aquel día, sobre las tres de la tarde, Francisco, que acababa de ser padre hacía dos semanas y se encontraba de permiso por su reciente paternidad, estaba con su mujer y sus dos hijos en su domicilio, situado en el centro de Córdoba, concretamente en el barrio de San Basilio, también conocido como barrio del Alcázar Viejo. Allí abundan las casas blancas con los típicos patios cordobeses.

En ese momento estaban en la cocina, terminando de comer. De pronto comenzó a oler a quemado y, al asomarse al patio, comprobó que del piso superior salía una gran cantidad de humo y que en su interior podía encontrarse una niña de 12 años. La niña vive con su madre y ese día era sábado.

En realidad, cuando Francisco se asomó al patio sólo veía humo, ya que la niña estaba tan asustada que no se atrevía a salir de su dormitorio. Él sabía que la madre trabaja los sábados y la niña se queda en casa, así que se puso a llamarla a gritos hasta que ella se asomó a la ventana y, aunque al principio no podía ni hablar de lo paralizada que estaba, al final consiguió decir: “¡Fuego en la cocina!”.

Sin pensárselo dos veces, le pidió a su mujer que saliera a la calle con los dos niños y avisara a los bomberos, mientras él trepaba por una tubería de desagüe, la típica bajante, que habían puesto nueva hacía dos años —“si no, igual no hubiera aguantado—; hasta alcanzar el piso de arriba y acceder a él.

Con naturalidad contesta: “Me encanta el deporte, (es monitor de pádel a nivel nacional), por lo que tengo una buena forma física —reconoce—. Además, en este caso me ha ayudado la experiencia acumulada en las cuatro unidades en las que he estado destinado”.

El soldado Francisco Cerezo salva la vida a una niña en Córdoba
El soldado Francisco Cerezo salva la vida a una niña en Córdoba

Una vez dentro, el soldado Cerezo comprobó que el fuego afectaba sólo a la cocina, las llamas ya alcanzaban la campana extractora y se propagaban por los muebles y electrodomésticos cercanos, desprendiendo una “bola de humo” muy tóxico, por lo que rápidamente puso a salvo a la niña sacándola a la calle. Le pidió a la niña que contuviera la respiración y cerrara los ojos; él se tapó, como pudo, con una camiseta y salieron de la vivienda por la puerta, ya que no había llamas en el pasillo; y en la calle, a salvo, la dejó con su mujer, convaleciente del parto y sus dos hijos pequeños.

Consciente de que, si no actuaba pronto, el fuego podría extenderse a toda la comunidad, cogió un extintor que había en el rellano y volvió a entrar en el piso incendiado. Cuando los bomberos llegaron al lugar, las llamas ya habían sido sofocadas.

Por su parte, los servicios sanitarios comprobaron que ni la niña ni Francisco habían sufrido quemadura alguna y, simplemente, atendieron al militar con oxígeno por haber inhalado humos tóxicos y a la niña que estaba en estado de shock, temblando.

“Cualquier militar hubiera hecho lo mismo que yo”, contesta con naturalidad. Claro, para eso están los buenos soldados; para acudir y ayudar allí donde se les demande, vayan de uniforme o de paisano; para prestar auxilio en cualquier lugar y en cualquier momento a quien lo necesite; y para que todos vivamos más seguros y más libres.

El soldado Cerezo lleva 12 años de servicio en el Ejército de Tierra y actualmente, desde hace dos años, se encuentra destinado en la 3ª Compañía del Batallón de Carros de Combate “Málaga” IV/10, perteneciente al Regimiento de Infantería Mecanizada “Córdoba” nº 10. Ha sido tirador del Leopardo 2E y ha participado dos veces en las operaciones de protección de las vías del AVE tras los atentados terroristas del 11-M.

El soldado Francisco Cerezo salva la vida a una niña en Córdoba
El soldado Francisco Cerezo salva la vida a una niña en Córdoba

Reconoce que su preparación física le ayudó mucho en ese momento para poder trepar por la tubería del desagüe hasta la planta de arriba: “Personalmente me siento muy realizado, pero sobre todo me llena de orgullo por mis compañeros, ya que un hecho así transmite una muy buena imagen del Ejército —señala Francisco—. La sociedad debe saber que los militares estamos ahí en el día a día y que somos gente preparada porque se nos exige mucho físicamente. El deporte es obligatorio en el Ejército de Tierra, este hecho psicológicamente te hace más fuerte, porque lo tienes que hacer y punto, te apetezca o no. Además cualquier militar hubiera hecho lo mismo que yo”.

Claro, para eso están los buenos soldados; para acudir y ayudar allí donde se les demande, vayan de uniforme o de paisano; para prestar auxilio en cualquier lugar y en cualquier momento a quien lo necesite; y para que todos vivamos más seguros y más libres.

 

2 pensamientos en “Cualquier militar hubiera hecho lo mismo que yo”

  1. Este es un hecho admirable protagonizado por un Soldado profesional. De mis tiempos recuerdo varios casos de soldados del reemplazo que arriesgaron igualmente su vida en auxilio de los demás. Unos y otros eran unos buenos soldados. Lo llevan en su ADN los soldados del Ejército español.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s