GENERAL DE EJÉRCITO JOSÉ FAURA, CAMINO DEL CIELO

Los viejos soldados nunca mueren, sólo se desvanecen. Y como los viejos soldados de la balada, ahora cierro mi carrera militar; y simplemente me desvanezco. Un viejo soldado que tan sólo intentó cumplir con su deber como Dios le dio a entender. Nuevamente, traemos estas palabras del general McArthur al blog oficial del Ejército de Tierra porque otro viejo soldado, como el de la balada, después de muchos años de servicio a España se ha desvanecido en el tiempo, que viaja sin definición y sin pausa, pero no en la memoria del Ejército que mandó como Jefe de Estado Mayor desde el 14 de febrero de 1994 hasta el 25 de septiembre de 1998.

El general de Ejército José Faura Martín nació en Ceuta hace 86 años, se crio en Tetuán, terminó el bachillerato en Granada y se preparó para ingresar en la Academia General Militar en Carabanchel Alto y desde siempre sintió el tirón de África; así que cuando alcanzó el ansiado despacho de teniente solicitó destino en Regulares 4 en Alcázarquivir, ciudad cercana a Larache. Le tocó vivir momentos difíciles con conato de sublevación de dos tabores incluidos y donde aprendió, según sus palabras, ante el desconcierto reinante que para solucionar cualquier problema que surja, lo primero que hay que tener es buena información.

12_Almeria_21_22.01.1997

Como buen soldado, donde le mandaron fue y pasó destinado a Ceuta y de Ceuta a Canarias, concretamente a Las Palmas, y de Las Palmas a Madrid, a Presidencia del Gobierno, a un nuevo organismo que se estaba creando y que andaba buscando a los mejores. Él siempre recordaba con especial simpatía lo que le dijo en aquel momento el entonces capitán Sueiras: “Faurilla a Madrid como al Cielo, debemos ir todos, pero cuanto más tarde mejor”.

Después de todas las experiencias vividas que fueron muchas, el general de Ejército Faura ha cogido el camino del Cielo, pasando por Madrid, según le anticipó el capitán Sueiras, donde falleció el pasado 13 de septiembre; y como él mismo dijo: Me voy con el convencimiento íntimo de haber estado trabajando denodadamente por el bien de España, sin reparar en horas, en días, ni desplazamientos.

El Periódico Tierra le debe mucho al general de Ejército José Faura, fue su promotor y su creador; pues siempre mirando al futuro, entendió que era importante dar a conocer a una unidad del Ejército lo que hacían las otras unidades, hermanarlas en el conocimiento mutuo de las maniobras, la vida diaria, cursos o competiciones deportivas; “Era importante que todos los militares nos conociéramos mejor”.

Muchas gracias, mi general.

Faura y el Tierra

#UME Gracias compañeros

Desde nuestro blog queremos mostrar nuestro reconocimiento al duro trabajo que vienen realizando este verano, nuestros compañeros de la Unidad Militar de Emergencias, en la lucha contra el fuego. En sus doce años de existencia, la UME se ha convertido en una referencia mundial en el ámbito de las situaciones de emergencia y cuando los soldados de uniforme negro y boina mostaza aparecen, la tranquilidad y confianza vuelven a los rincones de España donde intervienen. Su lema “Somos soldados” nos indica que su entrega y preparación no encuentra límites y este año, seco en lo climatológico, han echado el resto para que nuestros montes y campos padezcan lo menos posible la lacra del fuego.

#UME Gracias compañeros
#UME Gracias compañeros

Óbejo en Córdoba, Peñuela de Moguer en Huelva Gátova en Valencia , Riotinto en Huelva, Navalilla en Segovia, Cala Saona en Formentera, Jumilla en Murcia, Yeste en Albacete, Pino de Oro (Aliste) en Zamora, Verín en Ourense, Navarredonda de Gredos en Ávila y Fermoselle en Zamora han conocido de primera mano la profesionalidad y buen hacer de los soldados de la UME en la lucha contra los incendios. Junto a los mencionados lugares, este año la UME ha contribuido a sofocar el gran número de incendios que han asolado Portugal. Castello Branco, Guarda y Pedrograo Grande han sido los receptores directos del esfuerzo de la UME en tierras lusas.

También debemos mencionar que el Ejército de Tierra contribuye con sus hombres y medios en la resolución en primera instancia de los desastres naturales o situaciones de emergencia que pudieran acaecer en cualquier rincón de España, en coordinación con las autoridades. Al llegar la UME nuestras unidades ceden el protagonismo, convirtiéndonos en elementos de apoyo a su labor.

#UME Gracias compañeros
#UME Gracias compañeros

Este espíritu de cooperación entre compañeros se materializa cada verano en dispositivos concretos de prevención de incendios como la Operación “Centinela Gallego” que desempeña la Brigada “Galicia” VII bajo el mando del Estado Mayor de la Defensa (EMAD) o la implementación de un módulo de apoyo a las Emergencias que la Comandancia General de Baleares ha hecho efectiva este año.

#UME Gracias compañeros
#UME Gracias compañeros

Mención aparte, por su gran importancia, merece la ingente labor que realiza el Batallón de Helicópteros de Emergencia II perteneciente a las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) pero de dependencia funcional de la UME. Despliegues preventivos en diferentes bases a lo largo del territorio nacional, unas 160 horas de vuelo y más de 300 descargas. Ese es el balance que presenta a día de hoy el trabajo del BHELEME II dentro de la campaña anual contra incendios de la UME, denominada LCIF-17.

Blog del Ejército de Tierra