VISIÓN DEL #EJÉRCITODETIERRA

VISIÓN DEL EJÉRCITO DE TIERRA


Al empezar el año hay que señalar objetivos a nivel personal y profesional, nuevos hitos que alcanzar para seguir progresando en todos los aspectos.


Hacer este ejercicio de balance –mirando al último año– y prospectiva –apuntando con precisión y profundidad al año que tenemos por delante–, permite repasar las líneas maestras del camino que vamos recorriendo como Ejército, y señalar nuevos retos por los que tendremos que seguir luchando en muchos frentes.

UN AÑO MARCADO POR EL REGRESO DE LA GUERRA A EUROPA


No podemos eludir que 2022 nos ha vuelto a situar frente a muchas consideraciones sobre cómo se originan los conflictos armados y el papel que desempeñan en ellos los ejércitos.


El desencadenamiento de una guerra cruel nos interpela como personas, como ciudadanos del llamado «primer mundo»; pero, además nos obliga especialmente como militares, pues nos hace replantearnos cuáles son las razones por las que existen los ejércitos y cómo debemos estar preparados para acometer nuestros deberes cuando la situación lo requiera, como señala el artículo 8 de la Constitución Española. Porque la misión del Ejército no ha cambiado: es y seguirá siendo generar, preparar y sostener la Fuerza para ser puesta a disposición de la cadena operativa de las Fuerzas Armadas, dirigida por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, para llevar a cabo las actividades y operaciones que determine el Gobierno de la Nación

MÁS FUERTES CON NUESTROS ALIADOS

Durante el pasado año, en coordinación con los países con los que compartimos valores e intereses, hemos reforzado nuestra presencia en el flanco este de la Alianza atlántica y en distintos foros internacionales.


Al mismo tiempo, hemos colaborado con las Fuerzas Armadas ucranianas mediante la transferencia de material y equipo y la instrucción de sus soldados para la defensa de su país. Este esfuerzo se va a mantener a lo largo de 2023 y es posible que sea necesario aumentarlo, por lo que debemos estar preparados para actuar con flexibilidad en los cometidos que se nos asignen.


Ante cualquier amenaza, la cohesión de una alianza es su centro de gravedad. Demostrar nuestro compromiso con nuestros aliados, tanto

en la OTAN como en la Unión Europea, va a seguir siendo crucial durante este año. La mejor forma de hacerlo y reforzar dicha cohesión es por la vía de los hechos. Este año realizaremos dos actividades que serán prioritarias en el ámbito internacional: nuestra participación en el ejercicio «Defender Europe 23» en el primer semestre y la organización del IX Foro de JEME europeos en el segundo, en el marco de la Presidencia española de la UE. Asimismo, 2023 será fundamental para definir la contribución del ET a la nueva estructura de fuerzas de la OTAN, actualmente en revisión

SIEMPRE CON TODOS LOS ESPAÑOLES


Nuestra flexibilidad y capacidad de adaptación ha mostrado el amplio abanico de situaciones en las que contribuimos con prontitud y eficacia a la seguridad y bienestar de los españoles. Este modo de actuar
ha favorecido que nuestra sociedad incremente su reconocimiento hacia su Ejército, no solo por las operaciones en el exterior, sino también por
las actividades que desarrollamos en territorio nacional ante situaciones de emergencia –como la erupción del volcán en la isla de La Palma– y
por el trabajo diario que realizamos en el marco de las operaciones permanentes y para mejorar nuestra preparación.

EL VALOR DEL DÍA A DÍA, INTEGRADOS EN LA SOCIEDAD


No se nos ha de olvidar que el valor del trabajo diario, ese que no se ve, y que posibilita que en las ocasiones clave la misión se cumpla de forma excelente. Todas las actividades que realizamos, sean de preparación en todas sus facetas, de sostenimiento o de gestión, son necesarias
y permiten alcanzar el éxito en todos nuestros compromisos, siguiendo la dirección que señala el Estado Mayor del Ejército. En todas ellas debemos
encontrar el equilibrio adecuado entre el logro de los objetivos señalados y la protección de nuestro recurso más preciado: nuestros hombres y
mujeres.

Y cuando la preparación y el resto de cometidos prioritarios nos lo permitan, también debemos unirnos más a la sociedad a la que servimos y de la que formamos parte. En el segundo semestre de 2022, una vez superados los momentos más difíciles de la pandemia, hemos comenzado a recuperar la normalidad y para este año espero que podamos
mantener nuestra presencia fuera de los cuarteles mediante actos institucionales, actividades culturales, etc.

LOS CUATRO PILARES DEL EJÉRCITO


El alcanzar el «Ejército que España necesita», el «Ejército 2035», es un proyecto transformador que guía nuestro empeño de consolidarnos
como una organización moderna, equilibrada y sostenible.


El «Ejército 2035» está basado en cuatro pilares fundamentales: en primer lugar, la «Fuerza 35» dotada de medios tecnológicamente avanzados y formada por personal altamente preparado y motivado, con una estructura y procedimientos adecuados que le permitan operar en todo tipo de entornos e integrarse en estructuras
multinacionales.


En segundo lugar, un Apoyo a la Fuerza que disponga de las capacidades suficientes para satisfacer los requerimientos de dicha Fuerza. La Base Logística del ET será clave para ello mediante su sistema de logística predictiva, usando tecnologías emergentes y disruptivas.

En tercer lugar, la Transformación digital, como proceso facilitador de una mayor eficiencia en
la administración y en el campo de batalla; siendo motor de la modernización de la organización
militar. La TD hará que seamos más ágiles, flexibles y resilientes ante el inestable entorno operativo futuro; pero, ante todo, requiere un profundo cambio cultural para actualizar nuestra
forma de pensar y, por tanto, de operar.


Por último, la implantación a todos los niveles de una cultura de liderazgo orientado a la misión,
fundamentada en la confianza, el ejemplo, la iniciativa en la asunción de responsabilidades, la
unidad de doctrina y la comunidad de propósito y valores. Esta forma de mandar debe fomentar el
desarrollo permanente de nuestro personal y el trabajo en equipo, gestionando adecuadamente el
talento técnico, táctico y humanístico. Solo
obrando así podremos cumplir las misiones que se nos encomiendan.

UN FUTURO DE MAYOR COMPROMISO


Debemos esforzarnos en aplicar de forma eficiente el incremento de créditos asignados al ET para completar y modernizar capacidades, recuperar las pérdidas y adquirir las nuevas que los escenarios operativos demanden y las nuevas tecnologías permitan. Sin olvidarnos, por supuesto, del empeño permanente por mejorar la disponibilidad individual y colectiva, del personal y de las unidades. De este modo, seremos capaces de responder a las prioridades señaladas en el ciclo de planeamiento del ET, plenamente alineadas con las de las Fuerzas Armadas.


Amador Enseñat y Berea
General de Ejército
Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra

UNA MARCA CARGADA DE VALORES

Texto: Ana Vercher / Madrid

Fotos: Sdo. Iván Jiménez (DECET)

Los valores que vertebran al Ejército de Tierra, así como los cometidos que tiene asignados, no son siempre conocidos por toda la sociedad. Ayudar a difundirlos es una de las razones por las que hace tres años nació el proyecto Marca Ejército. Para ayudar en esta tarea, se cuenta ya con 180 embajadores que se han sumado a esta iniciativa. Profesionales del ámbito empresarial, docente o del mundo de la comunicación, entre otros, que colaboran en dar a conocer en sus ámbitos de influencia, tanto laboral como personal, el trabajo del Ejército.

Una buena representación de ellos se ha reunido el 14 de diciembre, en el Cuartel General del Ejército en Madrid, para llevar a cabo una jornada de cohesión y confraternización, presidida por el 2º Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME), teniente general Alejandro Escámez, quien les ha agradecido su presencia, especialmente «a aquellos que han hecho el esfuerzo de acudir desde la España extrapeninsular».

Figuras tan populares como el periodista Vicente Vallés o el coreógrafo Poty son algunos de los que han acudido a esta cita. El objetivo de la jornada no ha sido solo proporcionar un espacio para que los embajadores tuvieran una nueva oportunidad de conocerse mejor y conversar, sino que también se ha querido profundizar en aspectos relativos al trabajo desempeñado por los miembros del Ejército. En esta ocasión, se ha hecho un resumen de su labor en las misiones internacionales. Así, los embajadores han podido conocer mejor el peso que el Ejército tiene en el exterior y el esfuerzo que supone tener aproximadamente 2.000 militares actuando fuera de nuestras fronteras.

De igual modo, el sector de la comunicación ha estado muy presente, ya que se ha explicado la intensa labor que se está realizando con el fin de dar mayor cobertura informativa al ámbito de la Defensa, siempre teniendo en mente que «lo que no se conoce, no se quiere; y lo que no se quiere, no se necesita», en palabras del propio 2º JEME. De esta manera, se han repasado los distintos canales que el Ejército pone a disposición de la sociedad para poder hacer un seguimiento de su actividad, como es el caso de la página web del Ejército de Tierra, así como diversas redes sociales —Twitter, Instagram o LinkedIn, entre otras—. A través de ellas, los ciudadanos pueden conocer mejor el día a día de las unidades, acciones meritorias o las efemérides.

Por otra parte, la labor desempeñada por los embajadores de la Marca Ejército, así como las propuestas de mejora para hacer llegar el mensaje principal al mayor número de personas, han sido otros de los temas a los que se ha dedicado buena parte de la jornada. En este sentido, se ha querido destacar la importante mejora que se ha hecho en cuanto a la presencia de representantes de la Marca a nivel provincial, pues son ya muy pocas las provincias que no cuentan con algún embajador. No obstante, ampliar las zonas geográficas con embajadores, incorporar más mujeres o ampliar los sectores profesionales en los que se encuentran son algunos de los aspectos en los que seguir incidiendo. Igualmente, se ha dado a conocer el hecho de que ya se trabaja activamente en un Plan Estratégico de la Marca Ejército, que se pretende que comience a lo largo de este 2023, buscando vertebrar un plan de acción para seguir dando a conocer, desarrollar, impulsar y consolidar la imagen del Ejército.

Asimismo, se ha aprovechado la ocasión para mostrar a los embajadores diversos vídeos corporativos, como el realizado por el centenario de la creación de las unidades acorazadas o la tradicional felicitación navideña del Ejército de Tierra.

Por último, la jornada ha concluido con un espacio dedicado al análisis de las propuestas que los propios embajadores han ido haciendo llegar para cumplir mejor su misión, así como una lluvia de ideas con nuevas opciones en las que seguir trabajando.

Blog oficial del Ejército de Tierra