UN COMPAÑERO MUY ESPECIAL

Uno de los principales valores que llevan marcado a fuego los soldados es el compañerismo, definido como el compromiso que impulsa a entregarse mutuamente, con generosidad y desinterés en beneficio del compañero. Y hoy toca hablar en este blog de un compañero especial, que ha trabajado muy duro durante doce años sirviendo como el mejor, junto a su binomio; un binomio con el que convivía las veinticuatro horas del día, y no sólo con él; sino también con toda la familia, que hizo suya desde el primer día.

Marco 'Un compañero muy especial'
Marco ‘Un compañero muy especial’

Hoy toca hablar de ese soldado que fue Okaris Marco, o simplemente Marco, como lo conocíamos todos. Marco nació en Hungría y al año siguiente llegó a España, que se convirtió pronto en su patria y su familia. Comenzó instruyéndose en la especialidad de seguridad y combate; y a los pocos meses pasó a la especialidad de detección de drogas y estupefacientes, y allí conoció a su compañero de siempre el cabo 1º Carlos Prieto Burón, los dos trabajando juntos, salieron los primeros de promoción del XVII Curso de esta especialidad.

Entre sus dos destinos durante sus once años de trabajo, en Valladolid (4ª SUIGE) y Burgos (Regimiento de Transmisiones 1), realiza cientos de inspecciones velando siempre por la seguridad y prevención antidroga en las Bases y Acuartelamientos, ejercicios tácticos y preparación para Zona de Operaciones.

Marco 'Un compañero muy especial'
Marco ‘Un compañero muy especial’

La Junta Central de Educación Física viendo su potencial y su gran capacidad para el trabajo les convoca para representar al Ejército de Tierra en los Campeonatos Nacionales Militares de Adiestradores que se realizan todos los años en la Escuela de Adiestramiento de Perros Policías de la Guardia Civil, obteniendo excelentes resultados en los cinco años que asiste y formando parte en 2013 del Equipo del Ejército de Tierra que obtiene el Primer puesto de dicho campeonato. Ese mismo año obtiene el cuarto puesto en el Primer Campeonato “Brigada Leal”.

Marco obtuvo, en las evaluaciones a las que fue sometido regularmente para comprobar su nivel de operatividad, un 100% en todas ellas, siendo felicitado por el mando por su capacidad operativa. Y siendo considerado por los Instructores que le evaluaron, en el informe postevaluación del año 2009, como el mejor equipo de detección de drogas y estupefacientes del Ejército de Tierra.

Marco 'Un compañero muy especial'
Marco ‘Un compañero muy especial’

Participó en múltiples Exposiciones dinámicas, con especial importancia las que con motivo del DIFAS, se celebraban en Valladolid y Barcelona. Colaboró con la población civil, realizando exhibiciones en decenas de Colegios e Institutos, ferias, días de la mascota y sobre todo, ayudando en Centros de Educación Especial, de Enfermedades Raras, Asociación contra el Alzheimer, y recaudando fondos para la Asociación Nacional para el estudio del E.L.A., donde se le tenía un aprecio especial.

Cuando el servicio se lo permitía, así como los fines de semana y vacaciones vivía con su compañero y guía y su familia. Estuvo activo hasta tres días antes de su fallecimiento, cuando dio los primeros síntomas de estar enfermo. E incluso cuando estaba de vacaciones su compañero le decía a Marco que se relajara porque cuando ambos iban paseando por la calle, de pronto Marco le daba por trabajar y se sentaba en algunos coches y ante personas, aunque no se le mandara buscar.

Iba a jubilarse del todo en Noviembre de este año para descansar en casa del que fue su compañero y guía y la familia de éste.

Falleció el 18/09/2017, con 12 años y 4 meses, a causa de tres tumores con metástasis. Fue cubierto antes con la bandera de España, a la que sirvió fiel y noblemente desde el primer día que pisó tierra española hasta el último. Descansa en paz, compañero.

Marco 'Un compañero muy especial'
Marco ‘Un compañero muy especial’

GENERAL DE EJÉRCITO JOSÉ FAURA, CAMINO DEL CIELO

Los viejos soldados nunca mueren, sólo se desvanecen. Y como los viejos soldados de la balada, ahora cierro mi carrera militar; y simplemente me desvanezco. Un viejo soldado que tan sólo intentó cumplir con su deber como Dios le dio a entender. Nuevamente, traemos estas palabras del general McArthur al blog oficial del Ejército de Tierra porque otro viejo soldado, como el de la balada, después de muchos años de servicio a España se ha desvanecido en el tiempo, que viaja sin definición y sin pausa, pero no en la memoria del Ejército que mandó como Jefe de Estado Mayor desde el 14 de febrero de 1994 hasta el 25 de septiembre de 1998.

El general de Ejército José Faura Martín nació en Ceuta hace 86 años, se crio en Tetuán, terminó el bachillerato en Granada y se preparó para ingresar en la Academia General Militar en Carabanchel Alto y desde siempre sintió el tirón de África; así que cuando alcanzó el ansiado despacho de teniente solicitó destino en Regulares 4 en Alcázarquivir, ciudad cercana a Larache. Le tocó vivir momentos difíciles con conato de sublevación de dos tabores incluidos y donde aprendió, según sus palabras, ante el desconcierto reinante que para solucionar cualquier problema que surja, lo primero que hay que tener es buena información.

12_Almeria_21_22.01.1997

Como buen soldado, donde le mandaron fue y pasó destinado a Ceuta y de Ceuta a Canarias, concretamente a Las Palmas, y de Las Palmas a Madrid, a Presidencia del Gobierno, a un nuevo organismo que se estaba creando y que andaba buscando a los mejores. Él siempre recordaba con especial simpatía lo que le dijo en aquel momento el entonces capitán Sueiras: “Faurilla a Madrid como al Cielo, debemos ir todos, pero cuanto más tarde mejor”.

Después de todas las experiencias vividas que fueron muchas, el general de Ejército Faura ha cogido el camino del Cielo, pasando por Madrid, según le anticipó el capitán Sueiras, donde falleció el pasado 13 de septiembre; y como él mismo dijo: Me voy con el convencimiento íntimo de haber estado trabajando denodadamente por el bien de España, sin reparar en horas, en días, ni desplazamientos.

El Periódico Tierra le debe mucho al general de Ejército José Faura, fue su promotor y su creador; pues siempre mirando al futuro, entendió que era importante dar a conocer a una unidad del Ejército lo que hacían las otras unidades, hermanarlas en el conocimiento mutuo de las maniobras, la vida diaria, cursos o competiciones deportivas; “Era importante que todos los militares nos conociéramos mejor”.

Muchas gracias, mi general.

Faura y el Tierra

Blog del Ejército de Tierra